martes, 8 de febrero de 2011

Ignacio Hidalgo de Cisneros, jefe de la aviación republicana, y exiliado en Bucarest

El año 1966 murió en Bucarest, en la soledad del exilio rumano, el militar Ignacio Hidalgo de Cisneros, jefe de la aviación republicana durante la guerra civil española. Homenajeado por las autoridades comunistas, fue y sigue olvidado por las españolas.

Pudo terminar antes de su muerte en la capital de Rumania, donde vivio exiliado, un libro, mezcla de memorias de guerra y personales, titulado "Cambio de rumbo". Un título acertado porque refleja el viraje ideológico de un hombre de una trayectoria vital atípica.

Nacido en el seno de una familia aristocrática y educado en la disciplina férrea del ordeno y mando de las academias militares, el aviador Hidalgo de Cisneros viró la brújula de su existencia para acabar siendo un destacado miembro del Comité Central del Partido Comunista hasta su muerte.

La primera edicion fue publicada en 1964 en Bucarest, dos años antes de su muerte, y luego reeditada recientemente por una editorial rumana, incluyendo algunos pasajes excluidos anteriormente.

Su vida como aviador comienza en 1920, cuando se integra en la Aviacion Militar Española, participando en las campañas de Africa (en su libro denuncia los crimenes con armas quimicas cometidos en nombre del imperialismo español), y su actividad politica publica el 15 de diciembre de 1930, cuando participa junto a otros militares republicanos, como Queipo de Llano (que luego seria un sadico asesino en nombre del fascismo contra la Republica), en la intentona golpista contra la monarquia dirigida por Ramon Franco, hermano de Francisco Franco (en la cual pretendian bombardear el palacio real). Al final el golpe fracaso y Hidalgo de Cisneros huyo a Portugal.

Tras la proclamacion de la II Republica, el 14 de abril de 1931, vuelve a España., y en 1933 se convierte en agregado militar en Roma y Berlin, donde conoce la deriva ideologica de los regimenes fascistas que estaban triunfando en Europa y luego lo harian en España. Tras la Revolucion de Asturias de octubre del 34, ayuda a huir a su amigo Indalecio Prieto. Cuando estalla el golpe de Estado militar del 18 de julio de 1936 esta en Madrid como ayudante de Casares Quiroga, ministro de la guerra, y su presencia es fundamental para conseguir que la aviacion española continuara apoyando al gobierno democratico.

Ya en el gobierno de Largo Caballero, es nombrado jefe de Estado Mayor de la Aviacion, cargo que mantuvo durante el gobierno Negrin.

Se afilio al Partido Comunista de España durante la guerra, cosa que le distancio de su amigo Indalecio Prieto, ferviente anticomunista, y negocio directamente con Stalin un envio de armas al ejercito de la democracia española, el republicano. Tambien consiguió del gobierno sovietico ayuda para construir una fabrica de construccion y reparacion de aviones de guerra, donde se daban cursos de pilotaje impartidos por tecnicos rusos.

Al final de la guerra salio de España junto con Negrin, Alvarez del Vayo y los mas destacados dirigentes del PCE, hacia Paris. Despues marchó a Mexico, donde fue profesor en la Universidad Obrera y despues a la Union Sovietica, trasladandose por último a Bucarest junto con la emisora Radio España Independiente, con la que colaboró.

Murio aqui, en Bucarest, siendo todavia miembro del Comite Central del Partido Comunista de España, el 9 de febrero de 1966,  y fue homenajeado por la Union Sovietica y por el gobierno socialista rumano con honores de general con mando en plaza.

En su libro narra como se desarrollo su vida militar, y como se convirtio en un luchador por la libertad y por la instauracion de un regimen democratico, primero en España, y despues en los paises donde vivio exiliado. Narra acontecimientos desconocidos, como la utilizacion por el ejercito de España de armas quimicas en el RIF marroqui en las campañas africanas, como la participacion de miembros de la "quinta columna franquista" en los grandes disturbios de 1937 en Barcelona, detalles de la intensa vida estrategica y politica de los gobiernos republicanos durante la guerra civil, o revelaciones sobre la guerra, como la siguiente anecdota sobre la forma de actuar de los criminales fascistas , en el contexto de las primeras batallas aereas contra la aviacion franquista tras la llegada de aviones rusos y pilotos sovieticos:

"Escasos días después de esta batalla ocurrió un suceso poco conocido (pues en aquellos tiempos no podíamos revelar la presencia de pilotos soviéticos a nuestro lado), que como español me da vergüenza relatar, pero que me considero en la obligación de hacerlo, para recordar una vez más lo que es el fascismo. Un avión fascista arrojó al anochecer, sobre Madrid, con paracaídas, un cajón dentro del cual se encontraba el cadáver descuartizado de un piloto soviético que, por desorientación, había tomado tierra en zona enemiga, cerca de Segovia. En el cajón venía un papel donde habían escrito: "Este regalo es para que el jefe de las Fuerzas Aéreas de los rojos vaya tomando nota de la suerte que le espera a él y a todos sus bolcheviques".

Hidalgo de Cisneros vivio en un mundo en transformacion y eligio la opcion de la lucha por mejorarlo, a pesar de sus origenes aristocraticos y su formacion conservadora. Un ejemplo a seguir y a recordar. Aunque los gobiernos de los paises sometidos a la dictadura del capital prefieran que su ejemplo no cunda.

Hidalgo de Cisneros vivio, trabajo y murió en Bucarest. Fue enterrado aquí hasta que, tras la muerte de Franco, su familia llevo sus restos a su Alava natal.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Algo había leído de este camarada y de su compañera Constancia de la Mora, (creo).
Muy interesante. ¿Sabes si el libro se puede conseguir en España?
He visto por google que hay ediciones antiguas pero no sé, ya me dirás.
saludos
J.A.

Jose Luis Forneo dijo...

Aqui puedes comprarlo

http://www.historiamilitar.net/detalle.php?titulo=Cambio+de+Rumbo&autor=Ignacio+Hidalgo+de+Cisneros

Que yo sepa, no hay mas online, y la edicion esta agotada. Quizas podrias encontrarlo en segunda mano o en librerias pequeñas.

Suerte y gracias por leer el blog

JL

Anónimo dijo...

las Españas deben rendir homenaje a este insigne aviador Español
hay mucho què decir.aquì no hay espacio.
saludo militar a Ignacio Hidalgo de Cisneros y Lopèz de Montenegro.
de
Ernesto Cisneros V.

Eduardo de Vicente dijo...


http://gelaguna.blogspot.com.es/2012/07/un-aerodromo-para-la-defensa-de-bilbao.html

SALUD VALLEKANO.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...