lunes, 15 de marzo de 2010

La palabra perestroika provoca nauseas al 66% de los rusos

Hoy, 14 de marzo, aniversario de la muerte de Marx, y 19 años despues del final de la Union Sovietica y de la instauracion del sistema capitalista en el gigante sovietico, a casi un 70% delos rusos le provoca nauseas la palabra "perestroika", ademas de considerar, en esta caso casi un 60%, que el sistema de planificacion economica era mucho mas positivo que el libre mercado.

Un sondeo que acaba de publicar el centro sociológico moscovita Levada, conducida por el sociólogo ruso Alexei Levinson, indica que el 47% de los encuestados detestan a Gorbachov contra un 13% que lo apoyan. La palabra perestroika provoca nauseas en el 66% y solo un 19% creen que aportó más cosas positivas que negativas.

Mucho mas importante es el alto porcentaje de rusos, el 58%, mas de la mitad, que consideran que el país no va por buen camino y apuestan por un sistema basado en la planificación y distribución pública de la riqueza, y, al mismo tiempo, revela que tan sólo el 28 por ciento de los entrevistados defienden un sistema que se sustenta en la propiedad privada y en las relaciones de mercado.

Al igual, casi la mitad de la población rusa considera que lo más beneficioso para el país hubiera sido dejar las cosas como estaban antes de la 'Perestroika' de Gorbachov, mientras que el 38 por ciento de los ciudadanos vuelven a cifrar las esperanzas en los Soviets. Los partidarios de la democracia occidental son la mitad en comparación con ellos.

Parece que con el paso del tiempo los ciudadanos tienen cada vez mas clara la traición de Gorbachov al Socialismo, pero también al pueblo ruso y a la Union Sovietica, y consideran que su "aperturismo", la famosa "perestroika", no fue mas que una entrega de los logros sociales e industriales del pais, de su riqueza economica y popular, a manos del enemigo capitalista. Y por supuesto que tienen cada dia mas clara la superioridad del Socialismo sobre el Capitalismo.

Para ilustrar el verdadero caracter y los autenticos fines de Gorbachov, bajo la mentira y estupida excusa de la reforma del sistema para que este pudiera sobrevivir, aportamos la siguiente foto en un rancho de Texas con el criminal Ronald Reagan, su amigo del alma y socio en la traicion.


http://www.abc.es/20100314/internacional-europa/cuarto-siglo-desde-gorvachov-201003141159.html

http://www.europapress.es/internacional/noticia-rusia-casi-60-ciento-rusos-cree-pais-sigue-rumbo-equivocado-encuesta-20090311054305.html

11 comentarios:

El autor dijo...

Falta un referente políticio capaz de "capitalizar" el descontento, porque parece que el PCFR no ha sido capaz de lograrlo. Y además que la lucha no sólo la de en las urnas, donde se sabe que se arreglan los resultados para que "Rusia Unida" siempre gane, sino también en las calles, barrios, etcétera.

Anónimo dijo...

la verdad que la foto de estos2 elementos, me da ganas de vomitar;¡que personajes tan nefastos, tal para cuál!.¡ y va luego el felón del Gorbachov, y dice que el PUEBLO RUSO ODIA A STALIN!, supongo que se referirá a los traidores com el ,adrones y esquilmadores como GAIDAR,y esa "intelligenzia" que era y es autentica basura fascistoide, omas bien,"socialfascista", socialistas de palabra y fascistas de hecho.¡ ese es el concepto gorabchaiano de PUEBLO, es decir, sus amigotes neoliberales y sus lacayos!.
Tal es la rabia contenida de mucha gente, que ahora se entiende mejor y cada vez se entenderá mejor, el TERROR ROJO, contra esta gentuza desalmada que son los TRAGGER- soportes - del sistema.

Jose Luis Forneo dijo...

"Y además que la lucha no sólo la de en las urnas, donde se sabe que se arreglan los resultados para que "Rusia Unida" siempre gane, sino también en las calles, barrios, etcétera".

En esto fallan la mayoria de los partidos comunistas del mundo, lamentablemente. La lucha empieza en el barrio, en la comunidad de vecinos, en el colegio y en la universidad..

Pardal (Emílio) dijo...

Lo cual demuestra la imposibilidad de un desarrollo capitalista efectivo y autónomo, es decir no supeditado y maniatado por las grandes fuerzas económicas y militares que gobiernan la globalización, capaz de remedar a sus competidores occidentales, erigiéndose en un modelo imperialista viable y estable, y esto es válido tanto para las sociedades post-socialistas como para los países emergentes del Tercer Mundo. Resta por despejar la incógnita china, de cuyos desarrollos político-económicos presentes y futuros falta por conocer el resultado final. En cualquier caso, el camino tomado por China parece no dejar sitio para que otros países sigan su modelo, debido a limitaciones políticas, geopolíticas, económicas(escasez de recursos materiales, encarecimiento de la energía, tendencia al estancamiento del consumo y la producción en los países centrales, superproducción a nivel global) y ecológicas. Un saludo

Luca dijo...

Yo conozco a una rusa que dice que tanto ella como casi todos los rusos no pueden ni ver a Gorbachov... eso sí, no te hagas muchas ilusiones, que luego ella misma se deshacía en alagos hacia Putin. Lo cierto es que Putin es un tipo interesante, políticamente puede no ser de los nuestros pero su política da muchos guiños hacia la nostalgia soviética, la reconoce, la manipula y la aprobecha. Fue capaz de convertir la hoz y el martillo en un símbolo nacionalista, de descontextualizar el comunismo como ideología y usarlo para decirle a Occidente que Rusia, capitalista o no, solo tiene un amo y este es Moscú y no Washington. Así es que restauró numerosos símbolos de aquella era e incluso se dice que volvió a levantar algún monumento a Stalin. Restableció lazos con antiguos aliados como Corea del Norte y China y ojito con tontear con la OTAN cerca de sus fronteras.

Por lo demás también dijo que la desintegración de la URSS fue uno de los hechos más catastróficos de la Historia... aunque luego dijo aquello de "Quien no echa de menos a la URSS no tiene corazón, quien la quiere de vuelta no tiene cerebro".

Por lo demás yo es que soy un poco iconoclasta, no me fio de ningún símbolo. Sí, es cierto, Gorbachov hizo buenas migas con Reagan y se disfrazó de Cowboy mientras estuvo allí... pero yo vi casi lo mismo con el expresidente chino Yan Zemin, vi a Fidel Castro regalándole al rey de España un retrato de su padre, vi al mismo Castro con una camiseta donde ponía I Love NY y vi al soviético Molotov charlando muy amistósamente con Hitler.

Lo cierto es que aquello de que Gorbachov quiso una Unión Soviética diferente, un socialismo con rostro humano como decía Dubcec, se cae por su propio peso. Solo hay que ver sus declaraciones en las que se autoproclama socialdemócrata, en las que dice que España es una democracia muy avanzada, su definición de Juan Pablo II como un socialista o algo así, las tonterías que dijo de que el mercado era algo que existió con la Humanidad desde siempre (como si en el socialismo no hubiera mercado), su apoyo a la contrarrevolución rumana (mucha No intervención si se trata de la RDA y luego mira que puñalada le metió a Rumanía)... etc...

Anónimo dijo...

En relación con este artículo, es evidente en todas las encuestas y en casi todos los paises- y pese al anticomunismo asfixiante- el buen recuerdo y la añoranza del socialismo real;en el caso de los paises bálticos, el ULTRACIONALISMO FANÁTICO RUSÓFOBO hace que a la gente le cueste más reconocerlo.hoy mismo HIGINIO POLO, publica un artículo muy significativo en Rebelión con el titulo,"maldito socialismo", asi como una investigación recientemente publicada en Bulagaria , en la que un 60 % reconoce que viviá mejor bajo el socialismo.
Es decir se corrobora lo escrito por FORNEO, ONDRÍAS, KARA MUZA y multiples encuestas demoscopicas realizadas en los ultimos tiempos.

El autor dijo...

Así es José Luis, los partidos comunistas se han alejado de las masas, en Chile el PC es muy lejano a las masas, es prácticamente un partido de "intelectuales" marxistas y nostálgicos del gobierno de la Unidad Popular, las únicas veces que aparece en público es para el 1 de mayo, el 11 de septiembre y en las elecciones. A pesar del descontento como funcionan las cosas el PC no le ha sabido sacar partido ni ha sido capaz de capitalizar el descontento. De alguna manera se han quedado con las viejas glorias del partido cuando tenían 30.000 militantes y sacaban sobre el 16% del electorado, y tenían una fuerte presencia en los sindicatos, federaciones, etcétera.
Esa es una de las cosas que más me sorprende de Europa Oriental, el hecho que la gente añore lo mejor del socialismo y no haya realmente un partido o movimiento capaz de transformar esa nostalgia en una política creativa y transformadora del sistema, capaz de hacer frente a la hegemonía anticomunista, capaz de hechar en cara la traición de los políticos liberales-socialdemócratas y por último lograr cambios que lleven al socialismo. Si algo se les olvidó a los Partidos Comunistas es que se trabaja desde abajo, no desde arriba, no desde el poder. No sé cómo leen a Lenin y no entienden eso, es paradójico. Además el tiempo siempre se ha encargado de demostrar que Marx y Engels estaban en lo correcto, y aún así no han sido capaces de lograr usar eso a su favor.
Y sobre Rusia, no basta añorar a la URSS, sino también tener una propuesta socialista superadora de la URSS, y de alguna manera eso le falta al PCFR. Al menos el grupo de Alternativy está trabajando en ello, pero no ha sido suficiente. Lo mismo le pasa a los que añoran los tiempos de Tito en Yugoslavia. Es una mezcla de nostalgia del pasado y a su vez resignación ante el presente.

Luca dijo...

Es que quizas lo vemos todo con ojos de occidental. Aqui, en Occidente, cualquiera que diga algo bueno de la vida en los países socialistas es porque tiene alguna inclinación ideológica hacia esa ideología. Allí, en cambio, no hace falta tendencia alguna pues que había cosas buenas es simplemente un hecho. Yo en Rumanía me he encontrado a gente del PSD, e incluso a gente declaradamente de derechas que admiten que todo iba mejor cuando "todo eran grandes empresas del Estado", gente que admite que a Ceausescu se lo cargaron desde afuera porque era un ser molesto, que la educación y la sanidad eran mejores, etc... por dios, pero si la extrema derecha reivindica a Ceausescu!! En definitiva, allí la nostalgia yo creo que es más un fenómeno sociológico y no creo que haya que sacar conclusiones de que la gente ha abierto los ojos y se ha vuelto comunista. Muchos nostálgicos de la URSS votan a Putin y no a Ziuganov y no hablemos de los Nazbols, que será un fenómeno "friky" pero solo cuando la nostalgia está separada de la ideología puede darse algo así.

En lo referente al PC de Chile hoy en día, la verdad es que mi padre llegó a decir algo parecido del PC de Argentina en su momento.

Carlos A mesa dijo...

Para mi Gorbachov erá simplemente alguien con buenas intenciones que carecía en buena parte del sentido de estadista y planificación política (vease su acuerdo para facilitar la unión de las dos alemanias) y si en cambio mostraba algo semejante a una ingenuidad y benevolecnia con incluso entes y personas que no lo merecían. quizás fue y será siempre un humanista que le podemos agradecer su intención de evitar la guerra nuclear frente a la beligerancia que ha caracterizado la civilización occidental, pero eso tampoco logra justificar del todo el que haya generado el desmonte caótico del estado Soiviético.

Las buenas intenciones no sirvieron porque EE.UU y la otán terminaron acercándose a Rusia. Así la política es mezquina.

Jose Luis Forneo dijo...

Carlos, yo en algun momento pense en que tuvo buenas intenciones. A estas alturas se que vendio la Union Sovietica

Pardal (Emílio) dijo...

Fidel Castro también recibió a Gorbachov con entusiasmo.

No creo que la disolución de la URSS haya sido obra y milagro tan sólo de Gorbachov y Yeltsin.

Kruschev, bajo pretexto de un discurso triunfalista ––cifraba el objetivo último del socialismo en una superación del "estandard" de vida de los países imperialistas occidentales, es decir en el consumismo––, con su actitud incitaba a bajar la guardia frente al enemigo de clase interno, renunciaba a la revolución internacional, se enfrentaba a China y procuraba reconciliarse con los estados centrales capitalistas mediante el apoyo a la "vía parlamentaria", el deshielo y la coexistencia pacífica.

Todo un programa para el minado lento pero constante del programa comunista.

Kruschev afirmaba que la transición política pacífica al capitalismo ya no era posible en los estados socialistas; decía que el comunismo ya se había alcanzado en la URSS y que en esta última ya no existían clases ni, por tanto, necesidad de la dictadura del proletariado.

Ya se vio cómo la burguesía más feroz se reconstituyó en un plis plas durante la perestroika, emulando la más brutal acumulación primitiva histórica, proceso que duró siglos, en un período de pocos meses.

Ls clases perviven dentro del partido del proletariado, a veces larvadamente, a veces de forma abierta.

Ahí, en la cima del poder, y también por toda la estructura social, la lucha se encona hasta el paroxismo, la resistencia se repliega y se atrinchera desesperadamente a medida que el empuje socialista penetra más y más en la antigua sociedad. Y cuando a ésta no le quedan soportes materiales, sus larvas encuentran acomodo en la mente, en el espíritu y la ideología de los propios dirigentes, de la burocracia del partido, del estado, de la intelligentsia, del ejército...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...