lunes, 1 de marzo de 2010

La revolucion de los Lada

Como hemos expuesto mas de una vez en este blog, Rumania cerraba la lista de cambios organizados por Moscu en 1989, dentro de la traicion que Gorbachov y el resto de burgueses sovieticos bautizaron como Perestroika. Despues de que todos los paises del bloque sovietico habian ido cediendo y renunciando al socialismo para ser entregados en manos de las oligarquias y las multinacionales, los lideres comunistas rumanos, dirigidos por Ceausescu, se resistian a aceptar las imposiciones del Kremlim.

La razon de la resistencia no fue tanto la coherencia socialista de sus dirigentes sino el nacionalismo que habian instaurado desde el gobierno del pais, que si bien en un principio habia sido un error economico, que habia provocado que Rumania oscilara como un barco a la deriva en busca de un camino propio, error que pago el pueblo rumano en la ultima decada, al final significo que Ceausescu fue de los pocos lideres que fueron consecuentes con lo que siempre defendieron, junto a otros como Honecker, en la RDA.

Cuando digo que el pueblo rumano pagaria las aventuras nacionalistas de Ceausescu quiero decir que los errores cometidos negociando y pidiendo dinero a occidente, rompiendo los principios de la economia socialista, provocaron que la enorme deuda adquirida fuese una losa para el bienestar de los rumanos. Sin embargo, y a pesar de los errores, el verdadero problema de los rumanos comenzo en 1990, año en que la mayoria de ellos se hundirian en la miseria, abandonados por las instituciones publicas a su suerte, mientras unos pocos se hacian multimillonarios (es decir, se volvia a la injusticia social anterior a 1945).

Gorbachov y sus colaboradores, seguramente de acuerdo con sus amigos de Washington, deciden entonces, ya que la colaboracion con el gobierno rumano era imposible, acabar con el gobierno de Bucarest. Cuando termina la cumbre entre George Bush y Gorbachov en Malta a bordo del acorazado de la marina sovietica Maximo Gorki, los tres primeros dias de diciembre de 1989, la suerte de Ceausescu y de Rumania esta echada.

Ya el 1 de octubre de 1988 el traidor Gorbachov habia comunicado a Ceausescu las decisiones del XIX Congreso del Partido Comunista de la Union Sovietica, es decir, la apertura al capitalismo y, de hecho, la entrega de sus pueblos y sus recursos a las garras de los intereses capitalistas. Gorbachov escribe en sus memorias, redactadas paradojicamente en la California del sueño americano, que Ceausescu le respondio, citando a Lenin, que el socialismo en diferentes paises debe de ser construido de acuerdo a las circunstancias concretas nacionales, y que le gustaria mantener esta norma en la construccion del comunismo en Rumania.

Asi que la unica solucion al "problema rumano" es construir una "revolucion". Antes ya habian empezado a elaborarse movimientos anticeausescu en ciudades que mas tarde seran importantes en los acontecimientos revolucionarios, como Timisoara, Cluj, Brasov o Harghita y Covasna (estas ultimas zonas de mayoria hungara y con gran influencia del pais vecino, uno de los principales aliados de Gorbachov en la autodestruccion del socialismo en Europa).

El debate de si fue o no una revolucion es largo y ya ha tenido lugar en este blog en bastantes ocasiones. Y aunque es cierto que se puede considerar como "revolucion" que miles de personas salgan a la calle a pedir un cambio de régimen, lo es mas que lo organizado y metodico de los acontecimientos nos hablan, sobre todo, de un golpe organizado por Moscu (con la convinencia de otros estados vecinos y, por supuesto, de las potencias occidentales).

Uno de los datos mas curiosos que nos hablan de la participacion sovietica en el golpe fue la extraña y numerosa presencia de turistas rusos en el pais desde los dias previos al comienzo de la "revolucion", viajando por territorio rumano con sus Lada.

Tudor Postelnicu, el ministro del interior en 1989, declaro en 1993, ante una comision senatorial que investigaba los acontecimientos de diciembre, que se tenia informacion del incremento del numero de entradas en el pais de turistas de la URSS, triplicado con respecto a diciembre de 1988. Los cruces de la frontera se hacian tanto por el este, la frontera sovietica, como por el sur (Bulgaria).

En informes del Director de Fronteras ante Ceausescu, el dia 17 de diciembre de 1989, aparece que muchos de estos turistas, que tenian un permiso de 48 horas para atravesar el pais, han desaparecido, ante lo que el gobierno tomara medidas: Ceausescu ordena el cierre de fronteras para todos los turistas, salvo los procedentes de China o Corea del Norte (declaraciones del General Iulian Vlad, jefe de la policia politica, la Securitate, en 1989).

Corea del Norte y China eran los principales aliados socialistas de la Rumania de 1989. Ceausescu habia incrementado las relaciones con ellos desde los años 70, y los tres coincidian en su actitud discola hacia la URSS. De hecho, tanto China como Corea del Norte se mantendrian firmes ante los intentos de Moscu y Washington de acabar con el socialismo, al igual que Cuba.

Los Lada sovieticos tenian entre tres y cuatro hombres a bordo. El general Stephen Gusa, jefe del ejercito de tierra rumano a finales de 1989, tambien testimonia ante la misma comision de investigacion del Senado, que en un viaje con el ministro de Defensa, Vasile Milea, de Buzau, al este del pais, a Bucarest, observan ambos bastantes coches Lada con matricula sovietica, y que él mismo pregunto al conductor "Que hacen tantos turistas sovieticos aqui, van a pasar las navidades en Rumania?"

El anteriormente citado General Iulian Vlad, , afirma tambien que recibio un informe de una unidad local de la milicia en el pueblo de Caransebes, cerca de Timisoara, el 22 de diciembre. Segun este informe, tres ciudadanos sovieticos pidieron ayuda en un Lada, porque habian tenido un accidente. El vehiculo parecia haber recibido disparos. Ante la tardanza de los miembros de la milicia, los rusos les gritaron, "vamos hombre, que nosotros somos soldados como tu".

Pavel Corut, investigador rumano sobre la Securitate, afirma que hubo una infiltracion de comandos sovieticos, (spetsnaz), bajo la cobertura de turistas, que tenian como mision, junto con "traidores" del ejercito rumano, hacer propaganda para el cambio. Empezando desde el 9 de diciembre de 1989, dias despues de la Cumbre de Malta, , el numero de turistas sovieticos en vehiculos privados crece de 80 a 1000 coches al dia. Los coches solian ser, logicamente, rusos, Lada o Moskovici, con tres o cuatro viajeros, que argumentaban estar en transito hacia Yugoslavia. Pavel Corut dice que son muchos los informes y datos que confirman que durante los acontecimientos de Timisoara habia un gran numero de "turistas" rusos en Rumania.

Otro importante dato es el siguiente. El dia 24 de diciembre de 1989 cuatro coches lada y un Moskovici, todos con matricula rusa, con 15 supuestos turistas sovieticos, se dirigian a gran velocidad hacia Craiova. Habian entrado por la frontera bulgara unos dias antes, y en Bradesti, localidad del sur del pais, fueron ametrallados por militares rumanos, pensando que los conductores eran terroristas que se dirigian a hacer estallar y destruir el complejo de fabricas de Craiova. Todavia no se ha aclarado quien dio la orden de disparar y por qué, en aquellos momentos de confusion. Parece que los 15 turistas podrian ser miembros del GRU sovietico, pero el asunto ha permanecido hasta hoy en una conveniente oscuridad.

Lo que es cierto es que, a pesar del conocimiento del gobierno de este extraño fenomeno, y de que Ceausescu tomo medidas, la permisividad continuo, lo que indica que dentro del propio gobierno y del ejercito habia connivencia con Moscu. El ametrallamiento de Bradesti seguramente fue una confusion entre las ordenes contradictorias de vigilar a los vehiculos rusos con supuestos turistas, en un momento en que ya habian aparecido los llamados "terroristas", que disparaban contra la poblacion y contra el ejercito.

La que hemos llamado aqui la "revolucion de los Lada" tambien tiene eco mediatico a traves de periodistas de investigacion, como Cornel Ivanciuc, y Sorin Rosca. El primero ha denunciado en varias ocasiones que se ocultan datos aparecidos en los documentos sovieticos y rumanos sobre estos "turistas-incursionistas", que actuan como "spetsnaz" de los GRU (Soviet military Intelligence).

Sorin Rosca publico una entrevista en Romania Libera a un anonimo oficial de la KGB residente en Paris. Este oficial declaro que el entró el 14 de diciembre junto con otros miembros de la KGB en Rumania con el objetivo de crear confusion, asi como que estuvo en Timisoara durante los enfrentamientos. El periodista ademas ha escrito varias veces sobre el "insistente rumor", que segun los testimonios de los altos mandos militares rumanos dejaria de serlo, de que desde los dias previos al 16 de diciembre, momento en que empezaron los conflictos de Timisoara, hasta el dia 26 de diciembre, mas de 2000 coches Lada con matricula sovietica estuvieron circulando de un lado a otro del pais con tres o cuatro personas dentro.

Una cuestion que, como tantas otras relacionadas con la para algunos "revolucion de diciembre de 1989", y para otros "el golpe de estado contra Ceausescu", y a pesar de los datos de los pasos de frontera, informes policiales, testimonios de altos mandos o reacciones del gobierno (como el cierre de las fronteras ordenado por Ceausescu salvo para chinos y coreanos) aun se mantiene en el terreno entre el rumor y la verdad.

Fte: Articulos publicados en el diario Adevarul desde el 19 al 24 de octubre de 2009

http://www.adevarul.ro/actualitate/sfarsitul_ceausestilor/Turistii-_sovietici_de_la_-Valea_Rea_0_216578781.html?commentsPage=1

http://neamt.adevarul.ro/actualitate/sfarsitul_ceausestilor/Autobuz_cu_olteni_mitraliat_de_Armata_0_217178795.html

3 comentarios:

El Socialismo es la solución dijo...

Muy buen artículo. Esto da muestras de que el gobierno de Gorbachov fue un traidor puro y duro al socialismo en connivencia con la burguesía occidental. Gorbachov tiene un halo muchas veces como que quiso una reforma del sistema socialista para mejorarlo y que se le escapó de las manos. Estos hechos junto a su trayectoria posterior a la caída de la Unión Soviética demuestra que es un fascista de tomo y lomo.

Pinole dijo...

Parece ser que no sólo hubo "turistas" yugoslavos, también había "turistas" al servicio de Gorbachov.

Jose Luis Forneo dijo...

Que Gorbachov y su circulo fueron los traidores que acabaron con la URSS y el socialismo en Europa es algo claro. De hecho no creo que en Rusia sea muy bien recibido por el pueblo. Por ejemplo ahora, cuando el 54% de los rusos han dicho que admiran a Stalin el insiste en que la mayoria del pueblo ruso le odia... Es el tipico capitalista, que asume que lo que dice el pueblo es una tonteria, y que lo que quiere decir realmente es lo que piensa él. Es decir, en el capitalismo el politico, el lider, es un pastor, que interpreta la voluntad del pueblo, ignorante el. Por eso los medios de comunicacion y su campaña de lavado de cerebro es esencial en el sistema.

En definitiva, que la historia esta poniendo a Gorbachov en su sitio: como un heroe para el capitalismo y como un mercenario traidor para los comunistas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...