lunes, 22 de agosto de 2011

Aniversario de la muerte en extrañas circunstancias del comunista Virgil Zbaganu

En el cementerio Capra de Bucarest se ha celebrado otro año mas un pequeño homenaje a la figura de Virgil Zbaganu, que el 21 de agosto de 1992 fue encontrado muerto en extrañas circunstancias cuando, tras el golpe de estado de diciembre de 1989, se encontraba en pleno proceso de reconstitucion del Partido Comunista Rumano.

Al acto han asistido miembros del actual Comité de Reorganización del Partido Comunista Rumano  (antiguo NPCR), que han recogido el testigo casi 20 años despues del propio Virgil Zbaganu, a la vez que algunos de sus amigos.

Tras la cita ante la tumba de unos de los politicos comunistas mas importantes y coherentes del periodo postcomunista (aunque rapidamente le quitaron de en medio), la familia invito a una pequeña comida a los asistentes, conforme la tradición rumana (pomana).

Aunque ya hemos hablado en varias ocasiones de Virgil Zbaganu en este blog,  nunca será suficiente recordar en todas las ocasiones que sean necesarias la importancia de su lucha contra la instauración del capitalismo y del saqueo consiguiente (del que 20 años despues se ven claramente las consecuencias en la dignidad y el nivel de vida del pueblo rumano), y su aportación al movimiento comunista internacional (a traves de su labor politica, sus entrevistas y articulos).

El  joven ingeniero Virgil Zbaganu, tras el golpe de estado de diciembre de 1989, inicio el proceso desde 1990 de intentar reorganizar el PCR. La marea anticomunista de los medios de comunicacion financiados por los grupos facticos que habian tomado el poder no dieron credito a que este joven comunista, acompañado por un comite de reorganizadores, entre los que esta por ejemplo Gheorghe Apostol (que por cierto hace dos años que murió hoy dia 21 de agosto), intentara continuar el partido que habia dirigido el estado rumano hasta el golpe de mano de los intereses extranjeros y de los de los que desde dentro siempre habian deseado solo poder, bajo un regimen comunista o bajo uno capitalista.

Zbaganu es, en este sentido, uno de los primeros que publicamente denuncian el cambio de chaqueta de miles de comunistas que con la llegada de la "democracia" se hacen "anticomunistas de toda la vida".

Para el, "Los anticomunistas son de dos tipos. Los menos, los que fueron anticomunistas desde antes de diciembre de 1989. Estos son hombres estimables, que han hecho una eleccion, y tal vez sufrieron por ella. Respecto a estos, tenemos la estima de aquel que, creyendo en algo, repeta lo que otros creen. Lamentablemente, estos anticomunistas son muy pocos. La mayoria forma parte, infelizmente, de otra categoria. Los que le chuparon las medias a Ceausescu hata el ultimo momento, siendo culpables de colaboracionismo del mas alto grado. Estos constataron por enero de 1990 que ellos, de hecho, no han podido soportar jamas el comunismo. Mientras mas culpables se sienten, mas escupen donde lamieron toda la vida. Los ejemplos llenarian miles de paginas. Hacia ellos, no se quien podria encontrar alguna huella de respeto" (La Calle, numero 33, 26 de agosto de 1991).

Virgil Zbaganu desarrollo una intensa actividad para dar a conocer que existe el proyecto de continuar (no reconstruir) el Partido Comunista Rumano. El insistio en que el PCR nunca se disolvio, por lo que de iure todavia existiá tras el golpe de estado. Esto trajo como consecuencia un problema: los fondos y los bienes del partido, que eran muchos desde su fundacion en 1921, hasta entonces en manos de los nuevos responsables politicos que habian dirigido el golpe de estado, podian ser reivindicados por los continuadores del partido comunista, y esto no va a ser aceptado por los que ya tenian planeado repartirse el botin del estado. De hecho durante los 22 años siguientes al golpe, los bienes del PCR han servido para que muchos se hagan muy ricos y puedan vivir como no se podia durante la Republica Socialista Rumana: a costa de la explotacion del trabajo ajeno.  

Es tambien el primero que alza la voz contra el saqueo que suponen las privatizaciones masivas que se estan produciendo en Rumania, impuestas por el F.M.I. y la "terapia de choque" con la que los paises occidentales intentan convertir a los del este en mercados para sus productos, destruyendo su tejido productivo e industrial. Por eso cree que es necesario que el PCR reviva y haga de freno a los egoismos personalistas que venden por pedazos Rumania, y que la estan transformando, sin importarles nada, en una colonia totalmente dependiente de Occidente.  Para el la reforma postdecembrista es totalmente perjudicial para los trabajadores rumanos, porque en ningun lugar del mundo una "terapia de shock" ha sido exitosa.

La denominada "Revolucion" de 1989 no tuvo, para Zbaganu, caracter anticomunista. La frase "Jos Comunismul" fue inventada, para él, en ingles y traducida al rumano. Él, que estuvo en las calles durante las revueltas de diciembre, al contrario que los miembros de Frente de Salvacion Nacional, que se quedaron en sus casas hasta que paso el peligro, afirmaba que el pueblo rumano era comunista, y se enfrentaba solamente a los "excesos" del gobierno de Ceaucescu:

"Se dice que los acontecimientos de diciembre habrian tenido un sentido anticomunista. Es una mentira grosera. Nadie grito en diciembre de 1989: queremos capitalismo, queremos pobreza, queremos desempleo, queremos ser despreciados. Es mas, el 23 de diciembre, en la fachada de la fabrica de Mecanica Fina (en la noche del 21 al 22, la primera columna de trabajadores salio de esa fabrica) ponia "La fabrica es nuestra", y "no queremos que nos privaticen la fabrica". Lo tragico es que los trabajadores, al no tener un partido que los represente, han luchado hasta ahora bajo otras banderas. Ahora este partido existe, y ellos lo van a descubrir" (Alianza Civica, n1 40, 24 de agosto de 1991, "El pueblo rumano es de izquierdas").

En cuanto al ultimo Congreso del PCR, celebrado poco antes de diciembre de 1989, dijo:

"¿Que hay de odioso en la intencion de asegurar y garantizar a cada ciudadano del pais una superficie de 14,5 metros cuadrados? Sobre todo ahora, cuando para cientos de miles de jovenes la esperanza de tener vivienda propia ya no existe. ¿Y la garantia de enseñanza gratuita para todos los niños del pais? O, en las condiciones de ahora de explosion de precios, la politica de entonces en este ambito ¿no adquiere acaso otra significacion? Esta, seguro, claro que antes de diciembre de 1989 existieron aspectos reprobables y tenemos que mostrarselos al mundo, pero han existido tambien realizaciones y objetivos extremadamente valiosos, que estaban y estan en plena corcondancia con las posibilidades del pueblo rumano. La mentira principal que se nos impone es esta globalizacion: tiremos todo a la basura porque todo estuvo mal" (La democracia nº2, octubre de 1991, "Existe el Partido Comunista rumano").

Por ultimo, el joven ingeniero, que tambien perdio su trabajo debido a su intencion de reconstruir el PCR, y fue uno de los primeros parados universitarios de Rumania, fue en parte un visionario, porque anticipo lo que pasaria en Rumania veinte años despues, diciendo que en 2010 "seremos mas pobres".

Lamentablemente, su intencion y su tenacidad de revitalizar el PCR provoco que algunos intentaran quitarsele de en medio. Un PCR nuevo era, a todas luces, un peligro a los planes de privatizacion del Estado y un catalizador peligroso para los cada vez mayor numero de obreros que eran despedidos y empujados a la pobreza. Y quizas tambien un problema para la facilidad del saqueo de los bienes del Estado, porque un PCR continuacion del PCR historico podria reclamar un determinado patrimonio (seguramente muy amplio) que tendria mejores y mas poderosos postores.

Asi que, el 21 de agosto de 1992, durante un viaje a Bacau para lograr adhesiones para presentar el dossier necesario y dar de alta de nuevo al PCR, Virgil Zbaganu fue atropellado sospechosamente por un tren. Decimos "sospechosamente" sobre todo porque, como dice Zsuzsa Fogarasi, miembro del Partido Comunista de Hungria, no se habló de su muerte, y ningun medio se hizo eco de ella apenas. En un momento de facil escandalo mediatico, su muerte no fue sospechosa para nadie, fue invisibilizada.  Eso si, el PCR fue sacado finalmente de la ley por la Constitucion rumana y no pudo ser, como intento Zbaganu, registrado como partido politico democrático (Rumania fue durante unos años el unico pais de Europa con el Partido Comunista ilegalizado, junto a Turquia).

Virgil Zbaganu tambien hizo otro vaticinio, parafraseando a Malraux. Para él "el siglo XXI sera comunista o no sera". No le dejaron comprobarlo. Pero quizas no estuviera tan descaminado, y la crisis mundial causada por los saqueadores capitalistas, los mismos que convirtieron Rumania en una economia yerma, este provocando el ascenso de nuevos movimientos revolucionarios, y la agitación en el nucleo mismo de las potencias capitalistas, acabe por darle la razon.

Buena muestra de la labor de Zbaganu es el libro recopilatorio "El siglo XXI será comunista o no será", editado por la editorial rumana Planeta en 1994 (y por supuesto, invisibilizado por los medios de propaganda capitalistas), y que desde este blog, junto al responsable de  Disidente del capitalismo colgamos en internet para que todos los interesados puedan decargarlo en pdf.

La obra de Zbaganu, y citando la introducción del libro en pdf que esta a disposición de todos los lectores del blog en el link del final de esta entrada, "tiene una importancia sin igual en el contexto en el que se desarrolla:el despedazamiento de los bienes públicos rumanos por antiguos miembros del PCR reconvertidos en capitalistas, la llegada de los buitres transnacionales y la destrucción del tejido industrial y productivo rumano con el fin de transformar a Rumania en una colonia donde vender sus productos, la ilegalización del PCR y, por lo tanto, el reparto de todas las propiedades del partido entre los altos cargos de la "Revolución", y, por ultimo, la humillación de la clase obrera convertida ahora en una clase indolente sin derecho a la participación en la vida política salvo cada cuatro años (eligiendo de entre un menú de partidos financiados por multinacionales capitalistas)".

El libro es imprescindible para todo aquel que quiera acercarse a lo que fue el desastre de la restauración del capitalismo en Rumania, la lucha de los comunistas, como Virgiliu Zbăganu, por mantener vivo el Partido Comunista Rumano como opcion de los ciudadanos de Rumania para hacer frente al proceso de saqueo del Estado rumano, y que rapidamente fue ilegalizado para hacer mucho mas facil la transformación de Rumania en lo que es hoy: una colonia más del capitalismo internacional.

Si bien es cierto que el pensamiento de Virgil Zbaganu estaba influido por la propaganda anticomunista, que hizo que en algunas ocasiones cayera en el reformismo, su esfuerzo por enfrentarse pese a las dificiles circunstancias a la instauracion de un régimen capitalista y a la destrucción de las esperanzas del pueblo rumano suponen un ejemplo titanico en un contexto en que un partido de 3 millones de afiliados de repente pareció haber desparecido de la faz de la tierra.

Lo cierto es que Virgil Zbăganu dio su vida por mantener la llama del socialismo ardiendo en los difíciles tiempos contrarrevolucionarios en Rumania, conviertiéndose en mártir del movimiento comunista internacional como Rosa Luxemburgo, el Che Guevara, Salvador Allende, y tantos otros. Por ello, que sirva también de homenaje la difusión de su obra por todo el mundo.

Enlaces para descargar el libro de Zbaganu:

6 comentarios:

vgeorgicas dijo...

Gracias!

Cin naroda dijo...

Como está la vida en Romania?

Aqui en Portugal no se habla sobre las condiciones de vida en Romenia, mas ay muchos mendigos Romenos en las calles.

Qual a fuerza que tienem los sindicatos em vuesso país?

Saudaciones revolucionarias desde Portugal.

Adelante, el socialismo és el porvenir.

RAFAEL ÁNGEL dijo...

Esta noticia habría sido del agrado del gran compañero Zbaganu:

http://www.kaosenlared.net/noticia/80-rusos-rechaza-capitalismo


Un saludo cordial de camaradería. Y gracias por el estupendo homenaje a Virgil.

Jose Luis Forneo dijo...

Cin naroda: En Rumania las cosas van cada vez peor. No solo en cuanto a la crisis economica, sino tambien a la social, que es mucho mas importante. En Rumania los sindicatos estan vendidos totalmente al sistema. Su fuerza es cero, aun menos que en España. En Portugal al menos teneis al Partido Comunista Portugues que no ha sido infectado por el virus criminal del capitalismo, como el Partido Comunista Español (los partidos que siguen defendiendo el comunismo en España son pequeños, y en Rumania apenas existen).

Un saludo

Jose Luis Forneo dijo...

Vgeorgicas: Tu hermano es un ejemplo que merece la pena que el mundo conozca. Si los rumanos hubieran sido como el tras el golpe de estado de 1989 hoy Rumania seria muy diferente.

Jose Luis Forneo dijo...

RAFAEL: gracias por escribir. La encuesta en Rusia que recomiendas es normal, especialmente porque los rusos tienen con que comparar, pues alli es donde mas cerca estuvo de construirse el socialismo, y como dijo Stalin, los sovieticos puedieron vivirlo en los hechos dia a dia. Lo extraño es que solo un 80% rechacen el capitalismo... Aunque la verdad es que ese 20% posiblemente sea la oligarquia y sus circulos.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...