domingo, 7 de agosto de 2011

La crisis afecta al pan pero no al circo: se inaugura el nuevo estadio Nacional de Bucarest

El nuevo estadio Nacional Arena
 Ayer dia 6 de agosto se inauguró en Bucarest el nuevo Estadio Nacional, que sustituye al antiguo llamado "23 de agosto". Se ha trabajado en el mas de tres años, y, sin contar el mobiliario y la decoracion exterior, ha costado 131 millones de euros.

Mientras el gobierno insiste en recortar derechos y salarios, se reforma el codigo de trabajo para hacer mas facil el despido y se cierran hospitales y escuelas, para el circo nunca hay crisis.

Parque de Cultura y Deporte 23 de agosto
 En el nuevo Nacional Arena se jugará a final de esta temporada la final de la Euroliga, y, por supuesto, la inauguración se ha vendido como si se tratara de una obra para los rumanos (cuando se sabe que el futbol dejo de ser un deporte hace muchos años y hoy, y cada vez mas, es otro negocio mas que, como todos, esta plagado de corrupcion, mafia, y trampas).

Lo cierto es que el gasto, que seguramente se recuperara con creces (no el estado, sino las empresas privadas que lo exploten), merecera la pena, porque el futbol hoy es un circo esencial para que los ciudadanos no exijan su pan y, sobre todo, sus derechos. Este eficaz opio del pueblo, que compite con las religiones para mantener al rebaño encerrado en su redil, es esencial para que los delincuentes y parasitos que controlan el poder y saquean los recursos de los pueblos puedan seguir viviendo a costa del trabajo y la riqueza de estos sin apenas resistencia.

Lo cierto es que el nuevo Nacional Arena ha sustituido al estadio construido en 1953, por la reciente Republica Popular Rumana, y que se llamaba, y el nombre lo dice todo, "Parque de Cultura y Deporte 23 de agosto". Es decir, no se trataba, como el nuevo estadio capitalista, de un mero estadio de futbol, sino de un complejo formado por el estadio (adecuado para otros deportes como el Atletismo) y un parque con diferentes pistas, piscinas y recintos para que los buscarestinos pudieran disfrutar y desarrollar su cuerpo y su mente, segun el objetivo prioritario del Socialismo que, al contrario del capitalismo, no busca unicamente el beneficio economico, sino especialmente el desarrollo integral del ser humano.

El Estadio 23 de Agosto fue el lugar de
celebracion de actos deportivos, culturales  y politicos
 Por supuesto que tras el golpe de estado de 1989 el "Parque de Cultura y Deporte 23 de agosto" dejo de llamarse asi para tomar el nombre de "Li Manoliu", una lanzadora de disco campeona olimpica y presidente del Comite Olimpico Rumano, no tanto por homenajearla sino, especialmente, para ocultar el nombre original del complejo, que recordaba el dia de la liberación de Rumania del yugo fascista tras el final de la dictadura del general Antonescu, y que traia a la mente que en el Socialismo la cultura y el deporte formaban parte de la misma idea, mientras que en el capitalismo ambas son solo utiles si son un negocio para algun ladron.

El "Parque de Cultura y Deporte 23 de agosto" fue construido con una capacidad record de 80000 plazas, y alrededor suyo, como hemos dicho, se construyeron terrenos de deporte, espacios de ocio, y centros culturales. Los bucarestinos tenian a su disposicion gratuita 21 pistas, de baloncesto, voleibol, y tenis, ademas de una piscina deportiva con una grada para 500 espectadores. El complejo estaba ubicado en un gran parque, con mas de 26 arboles y 880000 flores, en cuyo centro se encontraba un lago a cuyas orillas habia un Teatro de Marionetas y un recinto de juegos infantiles, "La ciudad de los niños". Ademas se construyó un pequeño estadio con aforo de 8000 espectadores para otro tipo de actos culturales, como conciertos o representaciones artisticas.
Presentacion de la maqueta del complejo deportivo y cultural

En octubre de 2005 se tomó la decisión de la reconstrucción del estadio, aunque debido a la falta de fondos, se pensó en realizar tan solo una reparación. A finales del mes de agosto de 2006, el Estadio Nacional "Lia Manoliu" pasó de ser administrado por las Autoridades Nacionales del Deporte a ser competencia del Ayuntamiento de la ciudad de Bucarest, y al final de este año, dos empresas llegaron a la fase final de rehabilitación del estadio.

Finalmente, el estadio acogió su último partido de fútbol el 21 de noviembre de 2007, un encuentro que enfrentó a las selecciones de Rumanía y Albania, con el resultado fue de 6-1. Al finalizar el encuentro se retirarón algunos asientos como símbolo del comienzo de las obras del nuevo estadio. El estadio comenzó a demolerse un mes más tarde.

El nuevo Nacional Arena, solo para el negocio del futbol
Ayer sabado 6 de agosto se inauguro el nuevo Nacional Arena, con capacidad de 50.000 espectadores, sin pista de Atletismo, y dedicado exclusivamente al gran negocio y eficaz narcótico social del futbol. El estadio  fue visitado el dia de su inaguracion por mas de 100.000 personas, mientras que cuando se trata de protestar por los recortes sociales o el saqueo de la riqueza colectiva (es decir, el proceso que siguio al golpe de estado de diciembre de 1989) los rumanos prefieren quedarse en casa viendo el futbol (o cualquier otro espectaculo de circo), en vez de luchar por el pan.

3 comentarios:

Bibliotecaru dijo...

Acum mai trebuie să vină şi meciurile...

Jose Luis Forneo dijo...

Da, asa este. Sa vedem. Adevarul este ca deja multe firme am castigat bani cu bugetul public, in acelasti timp ca criza taia salarii si drepturi muncitorilor.

Salud

Anónimo dijo...

Veo que sigues tan reinvidicativo en tierras rumanas como en tu pais natal, pues nada salud camarada y vaya pedazo articulo te has marcado. Bueno saludos desde Valle del Kas de tu primo Miguel

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...