jueves, 4 de agosto de 2011

Los siete objetivos naturales y culturales protegidos por la UNESCO en Rumania

Despues de mas de tres años en este pais, y como he hecho repetido una y otra vez en este blog hasta ahora, sigo pensando que Rumanía es un pais excepcional, que se cuida y se potencia mucho menos de lo que se merece. La falta de cuidado del entorno y de las ciudades, la ausencia de sentido de esfuerzo y union colectiva, el individualismo desmedido instaurado tras la instauración del capitalismo, hacen que el abandono y dejadez institucionales esten acompañados por la ausencia de exigencia de los ciudadanos.
Aun asi, las ciudades rumanas se caracterizan por su rico (y un poco dejado, eso si) centro historico, fruto de las influencias de todos los pueblos que han construido lo que el pais es hoy, ademas de que los paisajes naturales de Rumania son, sin duda alguna, impresionantes, siendo algunos de sus territorios de los mas salvajes que se conservan en la Europa actual.

La UNESCO ha reconocido esta situacion incluyendo siete objetivos culturales en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad , de la que forman parte los siguientes monumentos imprescindibles para cualquier viajero (aunque no son los unicos que merecen la pena ser visitados en Rumania).

¿Cuales son?

1) Los monasterios de Bucovina. Los primeros objetivos rumanos incluidos en la lista de la UNESCO fueron, en 1993, un grupo de siete iglesias del norte de la Moldavia rumana, con su impresionante decoracion exterior, unica en el mundo. Se trata de los principales exponentes de los conocidos como Monasterios de Bucovina, por la region donde se encuentran, al norte de Rumania, que fue parte del Imperio Austrohungaro hasta 1918. Sus magnificos frescos externos felizmente recuperados tras una ardua restauración, maravillan por el espectáculo de color y que transmiten junto al verde entonro. Los monasterios de Arbore, Humor, Moldovita, Patrauti, Voronet, Suceavita o Neamt, junto a otros menores, suponen la mayor concentración de de pinturas murales del mundo.

Son los siguientes:

Iglesia Tăierea Capului Sfântului Ioan Botezătorul, en Arbore

Iglesia Adormirea Maicii Domnului şi Sfântul Gheorghe
del antiguo Monasterio Humor

Iglesia Buna Vestire del Monasterio Moldoviţa

Iglesia Sfânta Cruce de Pătrăuţi
 
El Monasterio Neamt

Iglesia Sfântul Gheorghe de Suceavita

Iglesia Sfântul Gheorghe del antiguo Monasterio Voroneţ

2) El Monasterio brancovenesc de Hurezi. El siguiente objetivo en incluirse en las listas del Patrimonio de la UNESCO fue el Monasterio Hurezi, tambien en 1993. Situado al al norte de la provincia de Valcea, en Oltenia, una de las dos provincias que formaron inicialmente Valaquia, el territorio que dio origen al proceso de construcción de la actual Rumania. Entre todos los monasterios rumanos es considerado, junto a sus edificios de alrededor, la muestra arquitectonica mas representativa del estilo „brancovenesc”, el estilo nacional de la Rumania en formacion. El estilo toma su nombre del „domnitor” (asi se llamaba el gobernador de Rumania, vasallo del sultan otomano) Constantin Brancoveanu (1688-1714), que lleno de iglesias y edificios civiles de estilo similar el actual sur del pais (principalmente, pequenas columnas derivadas del estilo corintio, arcos lobulados en las fachadas, normalmente tres, y cobertura de madera en puertas, ventanas y cubiertas).




3) Iglesias fortificadas de Transilvania. Se trata de un grupo de pueblos-ciudades con iglesias fortificadas en la Transilvania Sur (desde mi punto de vista uno del destinos culturales imprescindibles en cualquier visita a Rumania). Fueron incluidos entre los objetivos protegidos por la UNESCO entre 1993 y 1999. Estas iglesias fueron construidas a partir del siglo X por la poblacion de origen aleman, sasii, concentrada principalmente en la parte sur de Ardeal (Transilvania). Su construccion se debio a la necesidad de defensa ante las segundas invasiones, por parte de pueblos magiares, pechenegos o cumanos, principalmente.

Las "cetate fortificadas" inscritas en el Patrimonio de la UNESCO son las siguientes: Biertan/Birthelm (Sibiu), Calnic (jud. Alba), Prejmer (jud. Braşov), Saschiz (jud. Mureş), Valea Viilor (jud. Sibiu), y Viscri (jud. Braşov).

Iglesia fortificada (cetate) de Biertan
Calnic
Prejmer
Saschiz
Valea Viilor
Viscri

4) Las ciudades dacias del Monte Orastie. Se trata de un conjunto de ciudades dacias en los alrededores del monte Orastie, tambien en Transilvania, mas o menos bien conservadas, pero cada una con algun interesante resto de la forma de vida de los dacios y, despues, de los romanos invasores llegados con el emperador Trajano. El conjunto protegido por la UNESCO lo forman las siguientes ciudades dacias: Sarmizegetusa Regia – Grădiştea de Munte, Costeşti Cetăţuia, Costeşti Blidaru, Luncani – Piatra Roşie, Baniţa y Căpâln. Se trata de los antiguos asentamientos del pueblo dacio, datados entre el I a.C i el I d.C, antes de la invasión romana. Aunque los restos no son muy representativos, la gran documentación sacada a la luz gracias a la excavación arqueológica ha puesto de relieve el alto desarrollo cultural de los dacios.







5) El centro historico de Sighişoara. La ciudad de Sighisoara formó parte del territorio de Transilvania repoblado por los Sasii (de origen aleman), igual que las iglesias fortificadas del punto numero 3. Sighisoara (Schasbrich), se alza sobre el rio Tarnava Mare, y es centro de atraccion turistica de primera categoria y uno de los destinos mas visitados del pais. No unicamente por ser una ciudad fortificada que conserva un fuerte sabor medieval, sino porque alli se encuentra la casa donde paso parte de su exilio Vlad Dracul, el padre de Vlad Tepes, personaje historico que daria lugar a la historia novelesca de "Dracula". La ciudad tambien fue durante mucho tiempo un tradicional centro de vacaciones de los burgueses y aristocratas, como se puede leer en algunos de los grandes escritores rumanos como, por ejemplo, Camil Petrescu, en su obra traducida al español "El lecho de Procusto". Una visita que no falta en ningun itinerario.





6) Iglesias de madera de Maramures. En el conjunto de iglesias de madera de Maramures se encuentran algunas de las iglesias de madera mas altas del mundo, y el territorio historico de Maramures esta llena de ellas (tanto en su parte rumana como al otro lado de la frontera ucraniana), aunque la UNESCO solo incluyo ocho representantes. Dispersas por toda la región fronteriza con Ucrania, poco señalizadas y casi siempre al final de una carretera por donde ya pensamos que nos hemos perdido, sus altas torres de madera contrastan con el verde del entorno de los Carpatos del Norte.

Iglesia intrarea în Biserică a Maicii Domnului (Bârsana)

Iglesia Sfântul Nicolae (Budeşti)

Iglesia Sfânta Paraschiva (Deseşti)

Iglesia Naşterea Maicii Domnului (Ieud Deal)

Iglesia Sfântul Arhanghel (Plopiş)

Iglesia Sfânta Paraschiva (Poienile Izei)

Iglesia Sfântul Arhangel (Rogoz)

Iglesia Sfântul Arhanghel (Surdeşti)

7) El impresionante entorno natural del delta del Danubio. Desde la ciudad de Tulcea, el Danubio se rompe en tres brazos, siendo el mas oriental frontera natural con Ucrania. Entre los tres brazos conforman un entorno de marismas y pantanos cambiante todos los años debido a los sedimentos del rio, uno de los mas caudalosos de Europa. Entre los tres brazos, (Chilia, Sulina y San Jorge) hay muchos canales menores, lo que le covierte en una region unica de cañaverales, pantanos y bosques, muchos de los cuales se inundan en primavera. El Delta conserva una variedad de ecosistemas diferentes único en Europa. Centenares de especies de flora y Fauna se diseminan en las marismas que acaban vertiendo sus aguas, venidas de Europa Central, en el Mar Negro.





Otros 10 objetivos estan en la lista de espera para ser incluidos en la lista de objetivos culturales y naturales protegidos por la UNESCO como patrimonio comun de la humanidad, pero hay muchos mas que hacen de Rumania un lugar especial que merece conocerse.

www.unesco.org/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...