viernes, 17 de septiembre de 2010

La ciudad donde la publicidad no deja ver el sol

Una de las mayores impresiones que uno se lleva cuando llega a Bucarest por primera vez son los grandes carteles publicitarios que invaden el espacio publico. Ya se que eso pasa en general en todas las grandes ciudades capitalistas, donde la publicidad es un tentaculo esencial para la imposicion de necesidades artificiales y provocar el necesario consumo compulsivo (lo que llamo Ignacio Ramonet, "el pulpo publicitario"). Aunque lo de Bucarest, como en tantas otras cosas, es exagerado.

No solo se trataba de la invasion de mobiliario publico alquilado por el ayuntamiento u otros espacios reservados para la propaganda comercial, como sucede en Madrid y otras capitales, sino que Bucarest se caracteriza por los grandes paneles cubriendo fachadas enteras, sin problema alguno en tapar la vista de los vecinos que, a cambio de un dinerillo para el mantenimiento de la Asociacion de Propietarios (asi se llaman aqui, haciendo honor a la ultrasacralizacion de la propiedad privada, las comunidades de vecinos), cedian su vision y su luz a las grandes empresas publicitarias.

Y no solo se trata de los edificios privados, donde los propietarios, con salarios bajos, no hacen mas que buscar fuentes de supervivencia alternativas, de lo que se aprovechan, como suelen hacer a la primera ocasion, las grandes empresas. Tambien edificios publicos, monumentos y edificios historicos son atacados por esta plaga que busca cualquier hueco para vender su habitualmente inutil oferta.

El Magazin Cocor, en el centro de la capital. Todavia vacio por
dentro pero por fuera imponiendo su mensaje

Todo esto, claro esta, es ademas de otros tipos de horribles e invasivos sistemas de imposicion ideologica y de consumo, como las pantallas de plasma que, en Bucarest, abundan como si se tratara de una epidemia en cada esquina, centros comerciales o plazas publicas  (y esto si que si con la aquiscencia interesada de los representantes politicos).

La cosa puede que comience a mejorar a partir de ahora, pues, de repente, las autoridades parece que se han dado cuenta, despues de tantos años, de que estos grandes paneles en las fachadas de los bloques de viviendas estan colocados ahi sin autorizacion, es decir, ilegalmente.

Tanto el Ayuntamiento de Bucarest como el Ministerio de Desarrollo sostienen que mas de un tercio de los anuncios colocados en fachadas de edificios y monumentos no tienen permiso para ello, segun las afirmaciones efectuadas por sus representantes en el debate organizado el pasado martes titulado "Proteccion del Patrimonio. Las fachadas del patrimonio, entre la conservacion y la destruccion".

Segun las autoridades, sin embargo, el problema es dificil de resolver, pueto que al no tener autorizacion del ayuntamiento previa, sino ser una accion no regulada hasta ahora, la via para su eliminacion tiene que er judicial, en un proceso que puede durar años.

El Inspectorato estatal de Construccion, del Ministerio de Desarrollo, ha verificado, este verano, las condiciones de emplazamiento, autorizacion y explotacion de los paneles publicitarios de todo el pais. Segun la ministra, Elena Udrea, han sido verificados 16.761 anuncios, realizados en period 2007-2010, de los que Dintre 6.454 (33%) han sido emplazados sin autorizacion. La ministra ha afirmado que quiere regular el caos existente en la actualidad en este sentido, que crea un paisaje muy desagradable en la capital (y tanto...)

Esperemos que esta vez las promesas vayan en serio y no solo los visitantes de Bucarest, sino sobre todo los vecinos, dejen de soportar esa impunidad de los anunciantes que hasta ahora invadian cualquier espacio, publico o privado, aprovechandose de la dejadez habitual de las autoridades locales y centrales, y de la necesidad economica de los bucarestinos.

6 comentarios:

Ramon dijo...

Estaba leyendo y no entendia nada, hasta que salió Udrea.
Ahora ya me cuadra todo, se trata de mangoneo, pués donte este la susodicha, no se espera otra cosa.
Es decir, " llenar de carteles lo que os de la gana, pero pagar "
Verguenza me da.

Anónimo dijo...

Aqui, hasta en los autobuses nos los ponen, eso si, semitrasparentes. j.l.e.heredia

El profeta Azul dijo...

Ahora en Madrid rehabilitan fachadas practicamente gratis, con los enormes carteles publicitarios que ponen las rehabilitaciones se disipan en el tiempo.

florencluj dijo...

Aloha!

Soy la vallecana que se va de Erasmus a Rumanía.

Acabo de crear un blog nuevo sobre el Erasmus.

Te dejo el link por si te interesa.

Un saludo,
y gracias por seguir contando cosas de Rumanía.

Jose Luis Forneo dijo...

Profeta Azul, en Madrid es cuando la fachada necesita rehabilitacion. Aqui no hay necesidad de ello, simplemente te ponen el cartel y adios vistas

Anónimo dijo...

La primera vez que estuve en Bucuresti con la que hoy es mi mujer me quede "flipado" de como tenian edificios que en mi pais, Aragón, estarian catalogados alli los tenian llenicos de publicidad...

Es otro de los "encantos" de Romania...te iubesc!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...