domingo, 5 de abril de 2020

Rumania es el pais con menos gasto sanitario por cápita de la Unión Europea

En medio de la pandemia por coronavirus eurostat ha publicado los datos sobre los gastos por capita relativos a la sanidad de cada país miembro de la Unión Europea. Como se sabe, la enfermedad provocada por el nuevo virus, la Covid-19, está poniendo a prueba los sistemas sanitarios de todos los paises, de ahí la importancia de que los ciudadanos dispongan de unidades de cuidados intensivos bien dotadas y de una sanidad pública desarrollada y firme.

Sin embargo, como se puede ver en el gráfico de eurostat publicado en esta entrada, Rumania no sale muy bien parada. Después de 20 años de estrategias de choque destinadas a acabar con el estado rumano, el  neoliberalismo ha dejado al país en la cola de gasto sanitario dedicado a cada  ciudadano.

Así que, Rumania destina tan solo 494 euros anuales a la salud de cada rumano, en torno a un 5,2% del PIB, ocupando el último puesto entre todos los estados miembros de la U.E., muy por debajo de la media europea (que tampoco es modélica, pues ya sabemos que su principal objetivo no son sus ciudadanos, sino los mercados): 2895 €.

En cuanto al porcentaje destinado a la salud de los ciudadanos, la media comunitaria es del 9.9%, estando muy pocos estados miembros por encima de esta (Francia, Alemania, Suecia, Austria, Bélgica, Dinamarca y Holanda).

Imagen

En ambos casos, Rumania se halla a la cola, una situación que se muestra muy delicada en estos momentos en los que la pandemia de coronavirus y de Covid-19 está empezando a extenderse en el país. No obstante, para el gobierno, como para caulquiera de una tiranía del sino el mercadcapital, lo esencial nunca serán los trabajadores como personas, sino como creadores de riqueza para el sacrosanto mercado. Por ello, a pesar de las pésimas condiciones en las que han dejado la sanidad pública los veinte años de terapia de choque neoliberal,   en Rumania los trabajadores siguen estando obligados a ir cada día a sus puestos de trabajo (siempre y cuando no puedan llenar los bolsillos del empresario desde casa), a la vez que se otorgan importantes ayudas económicas para las empresas para enfrentar la crisis económica, no sanitaria, provocada por la pandemia.

Fuente de los datos: Adevarul

viernes, 27 de marzo de 2020

Fotos del encuentro entre Nicolae Ceausescu y Kim Il-sung en Pyongyang (1971)

En 1971 Nicolae Ceausescu visitó varios países asiáticos en el marco de la campaña de ahondamiento de relaciones con paises no alineados y, especialmente, con otros estados socialistas de Asia. Hizo escala en China, Vietnam, Corea Democrática y Mongolia. Ceausescu, había sido elegido como Secretario General del Partido Comunista y como Jefe de Estado en 1965.

En la visita, Kim Il-Sung agradeció al pueblo rumano el apoyo logístico y sanitario prestado en la conocida como Guerra de Corea (1950-1953), en la que el imperialismo norteamericano intentara convertir a toda Corea en una colonia y provocara la división del país, gracias a la victoria del ejército coreano, con la ayuda soviética y china, que lograron detener la invasión.

 La Agencia Oficial de Noticias de la Romania Socialista (AGERPRES) realizó un seguimiento de aquellas visitas, publicando diferentes fotorreportajes, como el del que se han extraído las siguientes fotografías:














martes, 24 de marzo de 2020

El Mao Tse-tung: primer autobús completamente rumano (1955, República Popular Rumana) .

La fábrica Vulcan de Bucarest fue creada en 1904 por inversores austriacos, para producir hornos de vapor. Pero no fue hasta los años 50, tras la proclamación de la República Popular Rumana, y después de su nacionalización, cuando pasó a convertirse en la principal exportadora de bombas de extracción de petróleo y de máquinas de vapor de Rumanía.


El gobierno comunista había decidido, en el marco de los planes de industrialización de Rumanía,  que Vulcan era la mejor opción para producir el primer autobús rumano. Así que en 1955, apenas seis años después de la proclamación de la R.P.R., empezó a recorrer  las calles de Bucarest el primer vehículo de transporte público producido en su totalidad en Rumanía, que será bautizado con el nombre del líder comunista chino, Mao Tse-tung, en homenaje al triunfo de la Revolución China en 1949.


El nuevo autobús tenía el chasis del camión tipo "Estrella Roja" SR 101, también de producción rumana, y estaba dotado con un motor de 90 CP. Tenía una longitud total de 8.5 m, anchura de 2.52 m y altura de 2.92 m). Su capacidad era de 60 viajeros, aunque solo tenía en un principio montados 30 asientos. 


Después del éxito de Mao Tse-Tung, Vulcan se especializaría en la producción de ensamblajes industriales y los autobuses serían producidos en otra fábrica de Bucarest, Rocar (hoy también transformada en un montón de hierro viejo tras la restauración del capitalismo en los noventa). 

Los autobuses rumanos producidos en la Rumania Socialistas tendrían gran éxito en el mundo, y sus exportaciones fueron crecientes, en especial a la Unión Soviética, los paÍses africanos y a algunos estados latinoamericanos.


En 1989, cuando tiene lugar el golpe de estado que reistauró la dictadura del capital, la fábrica Vulcan tenía más de 10.000 empleados, que producían por encima de 43.000 toneladas de maquinaria industrial compleja; pero la aplicación de las políticas neoliberales destinadas a transformar Rumanía en una colonia de las multinacionales occidentales y los tejemanejes y chanchullos de los mafiosos que tomaron el poder, hicieron que, actualmente, queden apenas una centena. Una triste realidad que se ha repetido en el 90% de la riqueza industrial de la Rumanía Socialista, que el capitalismo ha convertido en un gran montón de chatarra, condenando a los trabajadores rumanos a la miseria o a la emigración.


Por supuesto, en la actualidad las bombas de extracción petrolífera las producen en otros lugares multinacionales extranjeras, los ensamblajes industriales son de importación, y los autocares se compran a las grandes corporaciones automovilísticas. En definitiva, se trata de lo que los medios de propaganda informativa y cultural de los regímenes liberales suelen denominar, como eufemismo de la tiranía de unos cuantos que se apropian de la riqueza producida por la mayoría, con el aberrante oximorón de "democracia capitalista".

El 75% de los rusos creen que la época soviética fue la mejor de la historia

El 75% de los rusos cree que la era soviética fue el mejor momento en la historia del país, solo el 18% de los encuestados no está de acuerdo con este juicio. De los participantes en la encuesta, el 61% lo dice por propia experiencia, es decir, vivieron los años de gloria de la Unión Soviética en algún momento de su vida. 63% afirman que se podría haber evitado su caída, y el 65% afirman que lamentan que se acabara Por otro lado, lo que la mayoría echa de menos de la época soviética es, principalmente, el nivel de vida y la estabildad.
Imagini pentru union sovieticaEsto se desprende del estudio "Estructura y reproducción de la memoria de la Unión Soviética en la opinión pública rusa" preparado por el Centro Levada
Al escuchar la expresión "era soviética", los encuestados piensan principalmente en la estabilidad y la confianza en el mañana (16% de las respuestas), la buena vida en el país (15%) y la vida personal: infancia, juventud, padres (11%). Las evaluaciones negativas ocurren con mucha menos frecuencia: alrededor del 4% de los encuestados recuerda el déficit, las colas y los cupones, sobre el telón de acero, el estancamiento y la represión, el 1% cada punto. En general, el 76% de los encuestados subrayan características positivas de la era soviética, el 38% piensan en características neutrales y solo el 7% en opiniones negativas. Esta cantidad está por encima del 100%, ya que algunos encuestados señalaros diferentes características positivas o negativas. El 65% de los rusos lamentan el colapso de la Unión Soviética, y muchos creen que podría haberse evitado; El 26% de los encuestados tiene la opinión opuesta sobre ambos temas. El 52% lamenta el colapso de la URSS y dice estar molesto por la pérdida de un sentido de pertenencia a una gran potencia, el 49% lamenta la destrucción del sistema económico.
Las percepciones rusas de la era soviética son en su mayoría positivas, pero los recuerdos personales de la misma son suplantados por las percepciones generales de estabilidad social, confianza en el futuro y una buena vida en la URSS, dice Karina Pipia, socióloga del Centro Levada. También es digno de mención, dijo, que representantes de todas las edades y grupos generacionales están de acuerdo con que el bienestar socioeconómico de los ciudadanos en la URSS era mayor, pero la nostalgia por la Unión Soviética es más característica de las personas mayores, aunque los jóvenes se unen a aquellos que creen que la ruptura de la URSS podría haberse evitado.



Imagen
Imagen
Imagen

domingo, 8 de marzo de 2020

Grabados socialistas de Iulian Olariu

Iulian Olariu (1922-1991) es un escultor rumano de los años sesenta, conocido por sus grabados. Se graduó en 1951 en el Instituto de Bellas Artes Nicolae Grigorescu, de Bucarest. Participó en muchas exposiciones colectivas hasta los años 70, y se organizaron exposiciones individuales con sus obras en 1957, 1959, 1964, 1966, todas en la capital rumana. Representó a Rumania en la Bienal de Venecia en 1960, siendo el comisario de la exposición el también pintor comunista Jules Perahim.
También destacó por sus ilustraciones y grabados, de las que destacan algunas de evidente contenido político, como las siguientes extraidas del catálogo web de fotografía  Comunismul in Romania.
"Juramento de los obreros de la industria del petróleo" (Bucarest, 1970)
"Huelga de 1933 en las instalaciones ferroviarias de Grivita" (Bucarest, 1961)
"República" (Bucarest, 1961)
"La lucha final" (Bucarest, 1963)


jueves, 5 de marzo de 2020

Rumania y España, juntas en el podium de trabajadores pobres de la UE

El capitalismo es generador de pobreza y desigualdad por naturaleza,  en mayor número cuanto más radical es. El neoliberalismo desmelenado que ha recortado derechos sociales y laborales sin parar desde el final de la Unión Soviética lo ha demostrado una vez más, como se puede verificar con los datos aportados esta vez por una de las potencias capitalistas más "desarrolladas", la Unión Europea.

Imagini pentru capitalismo y pobrezaSegún Eurostat, uno de cada diez trabajadores de la Unión Europea se encuentra en riesgo de pobreza, mostrando que la proporción ha aumentado en la última década, pasando del 8,6% en 2008 al 9,5% en 2018.

Por países, las tasas de riesgo de pobreza entre los trabajadores variaron entre los estados miembros de la Unión Europea: las más altas se observaron en Rumania (15,3%), Luxemburgo (13,5%), España (12,9%), Italia (12,2%), Reino Unido (11,3%) y Grecia (11,0%), mientras que las tasas más bajas se registraron en Finlandia (3,1%), la República Checa (3,4%), Irlanda (4,9%), Bélgica y Croacia (ambos 5,2%), así como en Dinamarca (5,4%).

Es curioso que el tercero en discordia en el top-3 de los trabajadores cuyo salario no les da para vivir esté tambien uno de los países, supuestamente, más ricos de Europa, Luxemburgo, ejemplo de "éxito" capitalista en el mundo. En realidad, los teóricos éxitos del capitalismo siempre están limitados a un pequeño porcentaje del a población, los más ricos, los más ladrones, los que parasitan al resto, mientras para la mayoría siempre quedan, si es que les llega algo, solamente las migajas.

Por otro lado, las estadísticas europeas muestran que el riesgo es ligeramente superior en hombres (9,9%) que en mujeres (9,1%),y que, lógicamente, los trabajadores a tiempo parcial y con contratos temporales tienen más probabilidades de caer en la pobreza. En 2018, los trabajadores a tiempo parcial de la UE corrían el doble de riesgo de pobreza (15,7%) que los empleados a tiempo completo (7,8%), mientras que los empleados con trabajos temporales tenían un riesgo casi tres veces mayor (16,2%) que los que tenían trabajos permanentes (6,1%).

En definitiva, se trata de una nueva demostración de lo que ya debería ser para todos más que evidente; el capitalismo crea pobreza y desigualdad, aumentandose ambas a medida que este se desarrolla y avanza hacia el desastre, siendo cada vez más claras, aunque ya lo eran en tiempos de Lenin o Rosa Luxemburgo, las únicas dos opciones que se abren para la evolución de la humanidad : O Socialismo o Barbarie.


https://www.elboletin.com/noticia/181836/economia/la-pobreza-al-acecho-de-uno-de-cada-diez-trabajadores.html

miércoles, 4 de marzo de 2020

Paul Hitter, el artista gitano antimperialista, creador del expresionismo balcánico

Paul HitterPaul Hitter es un pintor rumano que se autodefine a si mismo como "el artista gitano" (Gipsy  artist), con un arte militante siempre en defensa de los marginados y excluídos de la sociedad. Él mismo describe su arte como "expresionismo balcánico", estilo con el que intenta ilustrar las características de la cultura de Los Balcanes, mezcla de influencias y en contínua resistencia contra los que intentan sometarla. Su estilo recuerda al del director de cine Emir Kusturica, que lo muestra en míticas películas como "Gato negro, gato blanco"  o "La vida es un milagro". Hitter se inspira en Kusturica en, por ejemplo, su retrato de Maradona, que se podrá admirar en la selección que aparece al final de esta entrada.

Además de una gran cantidad de obras que decriben e ilustran la sociedad balcánica, Hitter tiene un componente político que también apreciamos en Kusturica. Sus referencias críticas al imperialismo o sus guiños al comunismo son constantes, sobre todo en sus retratos. Incluso dedica algunos de ellos a los principales líderes del comunismo mundial, como Lenin, Stalin o Mao, dotándoles de algunas particularidades de la cultura balcánica, como su representación con un tercer ojo en la frente que recuerda a la cultura hindú, pero también a la gitana, simbolizando con ello el carácter visionario de los personajes. Su óptica personal y a la vez imbricada en la cultura y tradiciones de la antigua Europa Otomana (los estados de la antigua Yugoslavia, Rumania o Bulgaria), no dejan indiferentes a nadie.

Uno de sus retratos más impactantes, que dice mucho sobre el fondo político de su obra,, es "Héroe nacional", donde una mujer con el kalashnikov en la mano y vestida de guerrillera, con la estrella roja en la gorra militar, está representada rodeada de simbología que nos lleva inmediatamente al entorno cultural y a las contradicciones entre los sistemas que han vivido en los últimos años los habitantes de la zona (socialismo y capitalismo, y sus mezclas de aberración y resietencia). En realidad esa amalgama de componente étnicos (eslavos, turcos, gitanos) e ideológicos, (socialismo, mafia, religión), define bien el mundo balcánico actual (lo que se precia, como ejemplo en "Diáspora soviética").

Hitter es un gran crítico del imperialismo europeo., y lo representa en cuadros como el dedicado a la , U.E., donde la bandera comunitaria, con el símbolo nazi desvelado, fuerza a los países balcánicos representados por una mujer gitana. De hecho, Hitter ha sido uno de las principales figuras críticas contra las manifestaciones que la derecha globalista rumana, al servicio de Bruselas y Berlín, está organizando actualmente en Rumania contra las medidas desfavorables a los intereses de las grandes corporaciones previstas en el programa del partido ganador de las elecciones celebradas apenas hace un mes con un 47% del respaldo popular al gobierno.

En todo caso, se trata de unas obras, de un estilo que, como poco, impacta, y que a muchos no gusta por el dominio hegemónico, en paises como Rumania, de la cultura occidental impuesta tras el golpe del 89, que hace que muchos reproduzcan como forma de sentirse "civilizados" los clichés y tópicos impuestos por Europa, renegando de las particularidades culturales y sociales de la región y sus ricos contrastes y mezclas de influencias histórico-culturales.

Por otro lado, es innegable la importante presencia de la cultura rrom en el autor que, no obstante, es y se considera gitano. En todos sus cuadros, en este sentido, tienen un importante papel los colectivos marginados, los pobres, los excluídos y los explotados, en un coctel de colores, personajes e influencias que nos parece llevar a algunas de las escenas más hilarantes y representativas del cine de Kusturica.


Carta de los marginados a la sociedad burguesa 

Maradona

Héroe nacional
Marinero ruso
Cuba
Rusia

Vietnam

Unión Europea
Diáspora soviética

Veterano de Normandia

Baba Novak
Kafka

Katiushka

Frida Kahlo

Bulat Okudzhava, cantante y poeta soviético

Lenin

Stalin
Mao

Ceausescu
K
General Clark, jefe militar de la OTAN durante la guerra de Kosovo
Locomotora, homenaje a los ferroviarios rumanos 
Marinero ruso

Mineriada (en referencia a las marchas mineras de los 90 contra los procesos de privatización masiva y
sistemática de la industria nacional).




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...