domingo, 16 de septiembre de 2018

El 73% de los trabajadores rumanos ganan menos de 3 euros por hora trabajada


A finales del pasado año 2017 el número de trabajadores asalariados en Rumanía era de 5.54 millones, incluyendo a los que trabajan jornada completa y parcial. El 27% de ellos, es decir, 1,5 millones, ganaba a cambio de su trabajo menos de 225 euros al mes (unos 1040 lei netos, que es el salario mínimo oficial en Rumania).

Los datos anteriores se traducen en que ese millón y medio de trabajadores sobrevive con menos de 10 euros al día (apenas un euro por hora trabajada). También significa que gran parte de los trabajadores rumanos reciben por su trabajo el salario mínimo oficial o menos, aunque trabajen 8 horas al día (estos últimos son, como se ve en la tabla adjunta, 1.005.000 de los 1.5  millones que forman el tramo más bajo de la estructura salarial).

Además de los anteriores, también existen otros 2,46 millones de trabajadores con jornada completa, y 76.000 con jornada parcial, que ganan entre 226 y 500 euros. Es decir, el 46% de los asalariados rumanos gana al mes entre 226 y 500 euros y, en consecuencia, sumando los dos tramos anteriores, el 73% de los currantes rumanos percibe por crear riqueza a sus patronos menos de 500 euros mensuales (menos de 3 € por hora de trabajo, si consideramos que se trabajan 40 horas semanales, 160 al mes). Es lo que se podrían llamar, y así lo analiza el artículo de dónde se extraen estos datos, la “clase baja o pobre”, si no fuera porque los niveles de pobreza de Rumania en comparación con el resto de Europa hacen que sea difícil considerar a más del 5% de la población como no perteneciente a esta clase de "los pobres", como se verá en el resto del estudio de la estructura salarial.

Un escalón por encima de los dos inferiores encontramos a los que ingresas por su nómina entre 501 y 1.000 euros al mes netos, en el que se ubican 1,18 millones de trabajadores a jornada completa (el 24% del total de los que trabajan 8 horas al día) y 27.000 con programa parcial (el 5% del total con este tipo de jornada). Por lo tanto, el 22% de los trabajadores son pagados por su trabajo con entre 501-1000 euros netos. 

Podría pensarse, tal y cómo analiza el artículo de analizeeconomice.ro,  que este porcentaje representa lo que se viene a llamar la “clase media” rumana, aunque si se tiene en cuenta el “poder de consumo” de los rumanos y se hace una paridad con la media europea, se podría considerar que para pertenecer a esta un trabajador rumano habría de meterse en el bolsillo entre 1001 y 2000 euros al mes (y, a nuestro parecer, se quedan cortos con esta cifra, teniendo en cuenta que, tras la destrucción de más de la mitad de la producción de alimentos y otras necesidades básicas en Rumania desde el golpe de estado capitalista del 89 hace que el 75% de los productos básicos se importen y, por lo tanto, tengan un precio elevado). 

La conclusión que podemos obtener de estos datos es que, aunque algunos trabajadores rumanos crean formar parte de la clase media o tener un nivel de vida "europeo", como corresponde a la imagen que venden los medios de propaganda y la publicidad,  por ganar entre 500 y 1000 euros al mes, la realidad es muy diferente. En realidad, se trata de lo que podríamos llamar “aristocracia obrera” rumana, a los que no le gusta autodenominarse “trabajadores”, sino “empleados” y que suelen trabajar en multinacionales que, aunque les explotan miserablemente, en comparación con lo que pagan en las metrópolis, son vistas por estos generalmente jóvenes como una especie de benefactores que les permiten no vivir en la pobreza absoluta, en realidad son unos “pobretones” de la peor clase, es decir, de aquellos que se creen “clase media” y, de paso, a pesar de su semiesclavitud, personas libres.

Por último, el vértice de la pirámide lo ocupan 287.000 trabajadores con jornada completa, y 6.000 con jornada parcial,  que ganan más de 1000 euros mensuales, lo que significa el 5% del total (incluyendo ambos subgrupos). De entre ellos, que incluso en las alturas hay clases y clases, solo un 1% (44.000) recibe  más de 2.500. Serían lo que podríamos incluir en Rumania en el concepto de “clase rica”, aunque siempre teniendo en cuenta la relatividad del concepto si comparamos a Rumania con su entorno europeo. En realidad se puede concluir que los empleados rumanos no se hacen ricos por su trabajo, ni siquiera los "privilegiados" que ocupan el 5% más alto de la pirámide salarial y que en estas cuatro décadas de tiranía del capital los empresarios se han puesto las botas con la riqueza creada por los trabajadores.

La distribución de los tramos salariales según los datos oficiales de finales de 2017 son los que aparecen resumidos en el siguiente gráfico, donde se ha intentado mantener las proporciones visuales para hacerse una idea de la desigualdad en la distribución y, a la vez, de los escasos salarios recibidos por la mayor parte de los trabajadores rumanos aunque el PIB no haya parado de crecer en los últimos años.
Finalmente, el resultado de las cifras anteriores nos muestra el hecho de que tres cuartos de los trabajadores rumanos reciban por su trabajo, indiferentemente de su tipo de jornada, menos de 25 euros por día (apenas 3 euros por hora, como mucho), lo que no da ni para un bocadillo en un país del oeste europeo; y todo esto después de un supuesto crecimiento económico continuo desde 2011 a 2017 y un aumento de la productividad de un 60% con respecto a la media de la U.E (es decir, se ha producido un 60% más de riqueza con respecto a la media europea). Es decir, lo anterior no significa otra cosa de que Rumania, y sobre todo los trabajadores rumanos, tienen un gran problema con la distribución de la riqueza; los empresarios, locales o extranjeros, estos últimos atraídos por la barato mano de obra y la facilidad con la que obtener fáciles beneficios debido a la ausencia casi total de conflictividad laboral, son los que se meten los enormes excedentes en el bolsillo, mientras dejan que los trabajadores sigan hundidos en la miseria y creyéndose, algunos de ellos, mientras que los capitalistas se parten de risa), "clase media".

domingo, 9 de septiembre de 2018

Musulmanes de Tayikistán reconstruyen la estatua de Lenin

Los medios de propaganda del capital de Asia Central y el resto de Rusia se han sentido intrigados por la historia de un grupo de clérigos musulmanes en el sur de Tayikistán que han decidido dedicar las donaciones semanales de sus congregaciones para reparar una estatua de Lenin, el líder de la revolución bolchevique.
Imagine similară
Lenin, Sharitus

Los imanes de Shahritus colocaron de nuevo la estatua del líder comunista ruso en el zócalo en el
centro de la ciudad, del cual el anticomunismo gubernamental de la actual Rusia lo había derribado hace dos años.

Aparte de repintar la estatua en color dorado, se ha reparado una mano que le ha sido reemplazada.

Mehriniso Rajabova del Consejo de imanesde Shahritus declaró que "Repararon la estatua, limpiaron el parque alrededor del monumento y arreglaron las fuentes".

La estatua de Lenin fue erigiada en Shahritus en 1980, y fue la más alta de todo el sur de Tayikistán. Después de la independencia, 11 años después, después de que las autoridades derribaran la mayoría de las estatuas del líder bolchevique, corrió la misma suerte que aquellas

La de Shahritus no fue destruida, sino que fue enviada a la aldea de Obshoron, donde languidecía en el patio de un constructor

Los imanes no explicaron oficialmente por qué financiaron el regreso de Lenin a Shahritus, pero una parte de la prensa de Tayikistán, en su mayor parte contraria a la medida (no obstante, en el régimen ruso los medios de información están al servicio, como en todos las dictaduras capitalistas, a los intereses de los grandes magnates y corporaciones), señala que la comparación de la situación lamentable de la actual Tayikistán con la de los años de República Soviética hace obvias las razones.

Para ello, conviene recordar las palabras de Agayev, clérigo de la mezquita de Jachmas, en Azerbaian, en la Conferencia de Musulmanes celebrada en 1970 en Taskent, Uzbekistán: «Me alegro de que muchas reglas socialistas sean la plasmación del sueño del profeta Mahoma».

En primer lugar, cada vez más gente entiende en Tayikistán, como en la mayoría de las antiguas Repúblicas Soviéticas, que si no hubiera sido por Lenin y el comunismo hoy estarían en similares condiciones que a principios del siglo XX; en segundo lugar, a pesar de la propaganda anticomunista de la persecución de los soviéticos a la religión, en realidad durante la existencia de la URSS los cultos fueron libres y, al contrario, la relación del Partido Comunista con las religiones fue de colaboración y potenció el bienestar de los fieles en las repúblicas de mayoría musulmana.

No obstante, gran parte de los movimientos musulmanes de las repúblicas del Caúcaso y Oriente apoyaron a los bolcheviques tras la Revolución y, sobre todo, en su lucha contra Hitler en la Gran Guerra Patria y, en conclusión, los musulmanes y la mayoría de los imanes reconocen que la URSS apoyo el desarrollo de la religión alejándola de los radicalismos fanáticos que, sin embargo, fomentan Estados Unidos o la U.E. en otros paises como Arabia Saudí o Afganistan y, en general, en lo que actualmente se denomina como Estado Islámico.

No obstante, como se podía leer en el artículo de Ibraguim Sarikulov de la revista Musulmane sovietskogo Vostoka , "los clérigos comentan que la construcción del socialismo la auguraron sus libros sagrados. Ya no callan el hecho de que los éxitos alcanzados por la URSS en todos los campos se deben al carácter del régimen soviético. Se amplía el aporte que hacen los creyentes a la causa de la edificación de nuestra sociedad" o que, "en 1984, cuando el país celebró el 60 aniversario de la formación de las repúblicas soviéticas de Uzbekistán y Turkmenistán, el muftí Shamsutdinján ibn Ziautdinján ibn Ishan Babaján, presidente de la Dirección de los Musulmanes de Asia Central y Kazajstán, en su mensaje a los fieles subrayó que los pueblos de estas repúblicas, con la ayuda de todas las naciones de la URSS, en un plazo históricamente corto se liberaron de la miseria, la oscuridad y la falta de derecho, alcanzando la justicia social y la civilización moderna".

Igualmente, Seid Baraka Molla Shamsuddovla, director de la revista El Islam en el siglo actual (Bangla Desh) declaró que: «Al visitar vuestro país, me convencí de que aquí los musulmanes viven bien, gozan de todos los beneficios de la civilización, obtienen una instrucción moderna, disfrutan de los servicios de la sanidad gratuita y no sufren del desempleo. La URSS no es un Estado musulmán, pero está claro que el Gobierno soviético concede a los trabajadores musulmanes derechos y oportunidades inaccesibles para ellos en muchos Estados musulmanes».

viernes, 31 de agosto de 2018

La voz del obrero, Eugen Jebeleanu

Eugen Jebeleanu (1911-1991) fue un poeta antifascista, militante desde su juventud del Partido Comunista Rumano. En los años 30 de entreguerras era contante colaborador de las revistas de izquierda del país, convirtiéndose tras la liberación del pueblo rumano tras la Segunda Guerra Mundial, en uno de los principales representantes poéticos y teatrales del realismo socialista.

Imagini pentru eugen jebeleanu poemSu éxito internacional llegó cuando escribe el volumen de poemas "La sonrisa de Hiroshima" (Surâsul Hiroshimei), en el que denuncia el horror provocado por Estados Unidos tras lanzar sus bombas atómicas contra la población civil japonesa, exigiendo que no olvidemos nunca a los asesinos:

"recordad, eternamente recordad
a todos los muertos desconocidos de Hiroshima
y no olvidéis jamás quién fue el asesino".

Algunos de sus poemas han sido traducidos a numerosas lenguas y se han convertido en canciones a las que han puesto voz cantautores de todo el mundo.

Tambíén plasmó su ideología en poemas dedicados a la clase trabajadora, como "La voz del obrero", donde llama al papel constructor de los proletarios para construir las ciudades, las fábricas, el futuro:

"Con todos los que sufren / los que luchan / levantaré de nuevo la ciudad".

A continuación, publicamos la traducción de dos de sus poemas más representativos "La voz del obrero" y "Canto a los muertos desconocidos de Hiroshima", además de la musicalización de Horacio Guarany, con voz de la argentina Ginamaría Hidalgo, de su turbadora poesía "Las voces de los pájaros de Hiroshima".

LA VOZ DEL OBRERO

Levantaré de nuevo la ciudad
Tomaos de las manos
aquí tenéis mis puños
han ardido hace mucho.
Se han acostumbrado al fuego
a la cal viva
a las bocas de infierno de los hornos.
Las guerras han pasado
sobre mi columna vertebral.
Voy a hacer
de las manos trenzadas
nudos de hierro
y puentes de vuestros gritos de dolor
para tenderlos sobre el mar.
Tomo la sangre sin culpa
no dejo que la tierra la sorba
y levanto con ella
un ejército de estandartes
que flameo vivos
eternamente
sobre el mundo.
Imagine similarăCon todos los que sufren
con los que luchan
levantaré de nuevo la ciudad.
¡Enlazad vuestros brazos quemados
y ved cómo el primer muro
comienza a levantarse!

CANTO A LOS MUERTOS DESCONOCIDOS DE HIROSHIMA

Recordad, eternamente recordad
a todos los muertos desconocidos de Hiroshima:
al viejo pescador que había tejido
con hebras de sol una nueva red
a través de la cual
brillaban los pétalos del océano
como violetas perfumadas;
al hombre caído frente a su casa
en el preciso instante en que sonriendo a los pequeños
les mostraba
una vieja bicicleta recién comprada
diciéndoles que con ella podía correr todavía un siglo;
recordad a las madres muertas junto a las cunas de sus hijos;
a los que sucumbieron en sus propios centros de trabajo
o a la muchacha que dentro de un cuarto de hora
debía encontrarse con su novio,
que volvía, herido, del frente, después de cuatro años;
a aquellos infelices que rezaban
en los templos, a las sombras y frescor de las fontanas;
recordad a los niños que nunca más volvieron
de la escuela y cuyos pequeños delantales
huérfanos, aún tendidos, se mecen ahora con el viento
mucho más triste que la muerte misma;
recordad, eternamente recordad
a todos los muertos desconocidos de Hiroshima;
y no olvidéis jamás quién fue el asesino.

LAS VOCES DE LOS PÁJAROS DE HIROSHIMA - Canción

Letra: Eugen Jebeleanu. Música: Horacio Guarany. Voz: Ginamaría Hidalgo

-¿Dónde, dónde están?
-¿Quiénes?
-¿Dónde, dónde están?
-¿Quiénes? ¿Quiénes?
-¿Dónde están?
-¿Quiénes? ¿Quiénes?
-Los hombres...
-No sé. Mira, copos de ceniza...
¡Copos de ceniza... ceniza... ceniza...!
-Han volado todos...
-¿A dónde, a dónde?
-No sé. Construyamos un nido.
Sí, un nido, un nido.
-Pero... ¿Dónde?
¿Dónde, dónde, dónde, dónde, dónde...?



domingo, 26 de agosto de 2018

Con republicanos españoles en la Resistencia Francesa, Anghel Haralampie

Anghel Haramlapie fue uno de los más de 500 trabajadores rumanos que lucharon contra el fascismo en España como miembros de las Brigadas Internacionales. Como muchos de los brigadistas, después estuvo encerrado en los campos de concentración franceses, teniendo prohibido regresar a su patria si en ella había un gobierno fascista, como en Rumania.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, muchos de los que lucharon en España contra el fascismo no dudaron en formar parte también como voluntarios de los ejércitos que se enfrentaron a Hitler y a Mussolini, o de los movimientos partisanos que se crearon en los países ocupados.

En 1969 se publicó en la República Socialista Rumana, por la Editura Política, el libro Rumanos en la Resistencia Francesa, donde muchos de los que formaron parte de las organizaciones de partisanos franceses escribieron sus experiencias en la lucha contra el fascismo en Francia.

En el artículo que hemos traducido y que publicamos a continuación, Con los republicanos españoles en la Resistencia Francesa, Anghel Haralampie, que también lucharía como voluntario en las Brigadas Internacionales en España, nos cuenta cómo fue su participación en los grupos guerrilleros franceses y, con más interés si cabe, su experiencia tras el final de la Segunda Guerra Mundial, luchando en los maquis que cruzaron a España desde Francia para combatir al franquismo.


***


Con republicanos españoles en la Resistencia Francesa, por Anghel Haralampie

En septiembre de 1939, cuando estaba recluído en el campo de concentración de Gurs, en el sur de Francia, junto con otros voluntarios de las Brigadas Internacionales, las autoridades nos pidieron que nos uniéramos como voluntarios a los regimientos que se estaban formando para luchar contra las tropas nazis. Junto con un grupo de camaradas rumanos, acepté sin dudar la propuesta. 

Después de una corta instrucción en Barcarès, fuimos enviados al frente del norte, encuadrados en el Regimiento 12 de infantería. Este regimiento estaba formado por hombres de diversas nacionalidades, aunque predominaban los españoles y franceses. 

En la región de Pas-de Calais participaríamos (entre diciembre de 1939 y mayo de 1940) en la famosa "drôle de guerre" (guerra rara[1]). que se terminó con la invasión y ocupación de Francia por el ejército alemán.

En julio de 1940, después del armisticio, fuimos desmovilizados e internados de nuevo en Gurs, pero en esta ocasión aislados del resto de los voluntarios que habían formado parte de las Brigadas Internacionales en España y que se encontraban también en aquel campo.

Poco tiempo después, a causa de que teníamos la cartilla militar de soldados franceses, fuimos liberados del campo, ofreciéndonos la posibilidad de trabajar en las granjas de la región, donde permanecimos unos tres meses, trabajando a cambio de comida. Pero tras aquel periodo, nos presentamos en la prefectura de la ciudad de Pau, que nos concedió un permiso para trasladarnos a Marsella.

Allí nos encontramos con otros rumanos y quedamos entre todos en intentar regresar a Rumania. El consulado rumano[2], al que nos dirigimos, rechazó nuestra vuelta a casa, argumentando que habíamos luchado en un ejército extranjero, perdiendo con ello la ciudadanía.

La necesidad hizo que, junto con Alexandru Bulc e Iosif Balan, nos pusiéramos a trabajar como leñadores en los bosques de Bouches-du-Rhône, después en Vaucluse y, más tarde, durante un tiempo en Drôme.

Se trataba de una región montañosa, donde la humillación sufrida por la derrota de Francia y el saqueo del país por parte de los ocupantes hizo que se prendiera en el ánimo de los franceses una poderosa llama de odio hacia los invasores alemanes. La resistencia política contra los ocupantes y los traidores empezó a hacerse notar en estos lugares alrededor de principios de 1941. Y, hay que decirlo, los más activos animadores de los movimientos por la unidad contra el fascismo eran los comunistas. Pronto se impuso la necesidad de no quedarse atrás con respecto a otras regiones en lo referente a la lucha clandestina contra las fuerzas represivas de los invasores y los colaboracionistas de Vichy.

Los primeros pasos en la preparación de las acciones posteriores consistieron en armar a los hombres disponibles con escopetas de caza y revólveres procedentes del desarme de los gendarmes por el pueblo.

Como he dicho, por aquel entonces me encontraba en el departamento de Drôme. Trabajaba en una carbonera haciendo carbón vegetal, combustible con el que se sustituía la gasolina en los motores, adaptándolo para este menester. Los carboneros estaban entonces muy solicitados y muchos de los que vivían en la clandestinidad escaparon de esta forma a la vigilancia de las autoridades.  Se trabajaba en el corazón de los bosques, en lugares poco accesibles. De hecho, aquí se formaron los primeros núcleos de la resistencia, preparándose para entrar en acción.  Una vasta red de informadores, formada por campesinos de la zona, nos indicaba continuamente si aparecía algún peligro o sobre cualquier movimiento de las fuerzas del orden. En todo caso, raramente se aventuraban los gendarmes por aquellas zonas.

Así se efectuó la preparación militar de los jóvenes maquis, en los llanos de los bosques, protegidos de ojos indiscretos.

La resolución de resistir de la población se concretizaba también mediante la ayuda que daban a los maquis, avisándonos cuando las cartillas alimentarias llegaban al ayuntamiento. Era sabido que los alimentos estaban racionados y distribuidos en cantidades muy pequeñas. Las cartillas eran recuperadas en un simulacro de ataque por los grupos de partisanos, con la complicidad de los patriotas que trabajaban en la alcaldía.

Hacia la mitad del año 1943, el movimiento de la Resistencia se había desarrollado hacia formas más complejas.  Se constituyeron seis batallones de 150 hombres cada uno. Las acciones estaban dirigidas por la comandancia de la región F.T.P.F.[3], al frente de la cual estaba un camarada francés cuyo nombre de guerra era „París”.

Nuestras armas habían sido recuperadas de la guardia movil (gendarmes a caballo), y constaban de carabinas, pistolas automáticas y ametralladoras.

Tras haber sido conquistada también la „zona sur” por la armada de Hitler, una parte de las fuerzas encuadradas en las unidades militares francesas (del „ejército del armisticio”)[4], que estaban destinadas en los departamentos de Drôme, Vaucluse e Isère,  se integraron en los batallones del F.T.P.F., trayendo consigo su armamento (también algunos cañones que habían escondido y puesto a salvo tras la invasión alemana), consiguiéndose liberar después casi toda la región de Drôme.

En un principio, estos militares franceses no participaron en todas las acciones organizadas directamente por el F.T.P.F. Nos entregaban armamento y nosotros, a cambio, les aprovisionábamos con alimentos, pues disponíamos de ellos debido a la colaboración estrecha con la población local.

Teniendo en cuenta todo lo relatado más arriba, era de esperar que las tropas alemanas se lanzaran, tarde o temprano, contra los partisanos. Los primeros ataques fueron dirigidos principalmente contra las fuerzas ubicadas en el monte Venton (entre Vaison y Sault), y se realizaron en combinación con la aviación, que incendiaba grandes superficies de bosque con la intención de hacer arder las posiciones de los maquis.

Imagini pentru gurs
Campo de concentración francés de  Gurs
Los bosques fueron presa de las llamas, pero nosotros teníamos amplias posibilidades de maniobra. Así que continuamos golpeando a los ocupantes con tácticas de guerrilla, con rápidos ataques sorpresa: nuestros principales objetivos eran, en especial, cuarteles y centros de instrucción alemanes. Las operaciones eran llevadas a cabo por grupos de 3 o 4 hombres, tanto con camiones como con bicicletas. Atacábamos barriendo el objetivo con ráfagas de metralleta y lanzando granadas.

En noviembre de 1943 atacamos en Vaison un cuartel ocupado por militares nazis. La operación había sido minuciosamente preparada, participando en ella unos 200 partisanos. Era la primera operación realizada con fuerzas masivas. El ataque duró cuatro horas, causando al enemigo graves pérdidas. Nosotros perdimos 23 hombres. Los alemanes, recuperándose del estupor causado por nuestro raudo ataque, intentaron tomar represalias y destruir un pueblo en el que sospechaban que nos habíamos refugiado, pero su tiro de artillería no fue bien calibrado y todos los obuses cayeron más allá de su objetivo.

Recuerdo otra operación que iba a efectuarse contra una concentración alemana en Séderon.  Desafortunadamente, se saldó con una derrota sangrienta. El enemigo había conseguido, comprándole, la ayuda de un oficial degradado que se encontraba al mando de uno de nuestros batallones. Como el plan de ataque había sido desvelado, los alemanes lograron capturar a 42 compañeros, de los 150 que formaban los efectivos con los que se iba a desarrollar el ataque.

Desarmados y amontonados en camiones, los 42 héroes fueron ejecutados en la plaza de la ciudad, siendo después sus cadáveres arrojados en las aceras. La población fue obligada a asistir, afligida, a aquel sombrío espectáculo nazi.

El resto de nuestras fuerzas, tras lograr refugiarse en los bosques cercanos, se reagruparon. El traidor, finalmente, fue capturado poco tiempo después y ejecutado.

El fracaso de la acción provocó un acerbo ambiente de lucha, intensificando todavía más el odio contra los invasores.

Otra operación digna de ser recordada, en esta ocasión de mayor magnitud, tuvo lugar en el año 1944, tras el desembarco de los aliados en las playas de Normandia, y en la que participé también yo. Se produjo en las circunstancias de la retirada de las tropas nazis del departamento de Drôme.

En su repliegue, y para salvar su piel, los alemanes destruyeron el armamento pesado (tanques, cañones, y otros). Se dirigían hacia Valence, desde donde pensaban continuar su retirada Rodano arriba.  Las unidades de la Resistencia intentaron cortarles el camino de acceso a Valence. Sin embargo, los alemanes contratacaron y nos empujaron hacia las arboladas colinas. Después, como yo no había recibido la orden de retirada, me quedé solo en mi puesto de ametralladora, emplazado entre las rocas a una distancia de cerca de 50 metros del lugar donde los alemanes habían montado mientras tanto un cañón antiaéreo, con el objetivo de proteger la columna en su huida. Permanecí en mi puesto durante tres días y tres noches. Después de que el grueso de las tropas se había retirado y mientras pasaba la última columna de alemanes sobre carros de caballos, seguida de la infantería, por propia iniciativa abrí un fuego intenso sobre ellos. Nuestro batallón de partisanos, siguiendo desde la cumbre lo que sucedía, descendió apresuradamente al valle y capturó a los soldados rezagados de la columna alemana. Cuando  me encontraron, mis compañeros me confesaron que me habían creído muerto.

Todas las unidades partieron después persiguiendo a los alemanes, que tenían prisa en embarcarse en Valence. Allí, sin embargo, fueron sorprendidos por las tropas aliadas, que habían desembarcado en el sur de Francia y junto a las que avanzamos hacia el norte. En la batalla que tuvo lugar en Valence hubo muchas víctimas por ambos lados.

Fue mi última participación en los combates sobre el territorio francés. La, sin embargo, todavía no había terminado para mí.

En aquel final de año de 1944, el clima político generado por la inminente derrota del nazismo por las fuerzas antifascistas aliadas, con la URSS al frente, iba a inflamar el ánimo de los combatientes republicanos españoles, cuya patria sangraba bajo el terror franquista.

En este contexto histórico, los españoles que tanto contribuyeron a la liberación de Francia, en su deseo ferviente de impulsar el movimiento de Resistencia para liberar su propia patria, decidieron reagrupar las fuerzas que habían luchado en las formaciones del F.T.P.F. y continuar la lucha en España. El reagrupamiento tuvo lugar en el mes de noviembre de 1944, en Montélimar, departamento de Drôme. Me uní también yo con entusiasmo a esta acción con la que me sentía tan identificado.

Imagini pentru maquis en españa
Maquis cruzando los Pirineos
Dotados con armamento ligero y contando con algunos medios de transporte, los cerca de 35.000 combatientes marchamos a Toulousse, desde donde teníamos que dirigirnos a la frontera española.  El reagrupamiento duraría unas tres semanas.

Llegamos a la frontera, que cruzamos por un territorio extenso, entre Bayonne y Perpignan. Estando el ataque muy bien coordinado, logramos liberar un territorio español de una extensión aproximada de 35 kilómetros.  Liquidamos la resistencia de los puestos de la Guardia Civil española, manifestando la población local un entusiasmo indescriptible. Pero desasfortunadamente, después de 25 días, las autoridades francesas nos dieron la orden de regresar a territorio francés. En caso contrario, amenazaban con cerrar la frontera a nuestras espaldas.

No voy a dar más explicaciones sobre las causas de esta medida dictada por las autoridades francesas, que se hicieron claras en una fase posterior de la situación política. Al regreso, sin embargo, tuvimos la precaución de esconder una parte de nuestras armas en las montañas.

Pronto nos organizamos de nuevo, y en esta ocasión de modo clandestino, en pequeños grupos de unos 7-10 hombres. Así que en el mes de diciembre de 1944 me encontraba al frente de un grupo de siete combatientes que penetró de nuevo en tierra española.

Después de unos 15 días, durante los que encontramos en nuestro camino a otros grupos de partisanos españoles,  continuamos avanzando hacia el interior de España, siguiendo las cadenas montañosas hacia el sur, donde operaban desde hacia muchos años formaciones guerrilleras. En un pueblo de Andalucía, cerca de Córdoba, atacamos un cuartel de marroquíes. El cuartel fue tomado por sorpresa en plena noche. Éramos casi 300 partisanos. Tras el exitoso ataque, que se saldó con una gran parte de los efectivos franquistas diezmados, se nos ordenó hacer economía de municiones y retirarnos a las montañas, siguiendo un itinerario establecido previamente.

En los montes de Córdoba permanecimos casi 15 días y, después de terminar de reagruparnos, una parte de los combatientes extranjeros volvimos de nuevo a Francia. Nuestro peregrinaje por territorio español, con algunas escaramuzas por el camino, duró seis meses. El 9 de mayo de 1945 me encontraba otra vez en Francia.

Tras la victoria sobre las oscuras fuerzas fascistas el 9 de mayo de 1945, fui desmovilizado, regresando a mi país en diciembre de 1945.

Echando la vista atrás hacia aquellos años, no puedo terminar esta breve retrospectiva sin evocar, lleno de reconocimiento, la satisfacción moral que me aportó el contacto directo con los camaradas de lucha, con la población francesa y española. Aquellas vivencias grabaron profundamente en mi corazón el afecto hacia los pueblos que luchan por defender su independencia, por la humanidad y por la liberación del hombre de toda explotación.

[1] En español se suele conocer como "guerra de broma", a veces también como "la guerra falsa" o "guerra ilusoria", aunque el autor del artículo la traduce en rumano como "ciudate razboi", guerra rara. En francés se utiliza el término "drôle de guerre", refiriéndose al tiempo pasado en la S.G.M. desde la declaración de guerra de Inglaterra y Francia a la Alemania nazi, el 3 de septiembre de 1939, hasta la invasión por parte de esta a Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, el 10 de mayo de 1940, periodo en el que aunque las tropas franco-inglesas se habían movilizado, no realizaron ninguna acción militar. (Nota del T.)

[2] Rumanía tenía entonces un gobierno fascista dirigido por el Mariscal Antonescu, bajo el reinado del rey Mihai I (Nota del T.)

[3] Francotiradores y Partisanos Franceses (FTPF) (Nota del T.)

[4] Si bien la Wehrmacht no estaba estacionada en la zona libre, la seguridad interna de ésta dependía solamente de las fuerzas policiales del régimen y de un ejército francés (el "ejército del armisticio") reducido a solamente 100.000 hombres en todas sus armas, sin artillería pesada ni tanques (Nota del T.)

Las encuestas confirman que Ceaușescu sigue siendo el mejor presidente de la historia para los rumanos

El capitalismo y su propaganda sigue sin convencer a los rumanos de que olviden los buenos tiempos del Socialismo, a pesar de los errores que se pudieran cometer. Una tras otra, todos los estudios, encuestas y análisis vuelven a reiterar el convencimiento de la superioridad del Socialismo sobre la barbarie capitalista para  los trabajadores rumanos.
Un nuevo estudio de la empresa de sondeos sociológicos, Avangarde, demuestra que, después de casi 30 años desde el golpe de estado que reintrodujo la ley de la selva en Rumania los rumanos siguen pensando que el mejor presidente de la historia del país fue Nicolae Ceaușescu, con mucha distancia frente al resto de los impuestos por las grandes empresas desde 1990. 

El estudio ha sido realizado entre el 13 y el 18 de este mes de agosto, y sus resultados son los siguientes:
¿Quíen es en su opinión el mejor presidente de la historia de Rumania?
Destacado aparece en las respuestas en jefe de estado de la República Socialista de Rumania, Nicolae Ceaușescu, siendo el preferido por un 30% de los participantes.
Le siguen los cuatro presidentes -jefes del aparato administrador de los intereses del gran capital- que han dirigido la destrucción de la industria y la riqueza nacional, además del bienestar de su pueblo, durante las últimas tres décadas:
Traian Băsesci - 15%
Klaus Iohannis - 7%
Emil Constantinescu - 5%
Ion Iliescu - 5%
Imagini pentru republica socialista de rumaniaLa encuesta muestra además que, si bien, como es lógico, es entre los mayores de 50 años donde el porcentaje de sostenedores de Ceaușescu  es mayor, pues ellos vivieron durante los años socialistas y, si bien conocen los defectos, saben que son superados con claridad por las ventajas (sobre todo teniendo la experiencia de vivir estos últimos 30 años bajo la barbarie capitalista), aunque sorprende que entre los jóvenes los números siguen subiendo, teniendo el 35% de los son de la misma opinión de entre 30 y 50 años  muchos de ellos eran adolescentes o, incluso, acababan de nacer, cuando se impuso la dictadura de los pocos sobre los que trabajan).
Los tres últimos presidentes de Rumania, el actual Klaus Iohannis (desde 2014), Traian Basescu (2007-2014), Emil Constantinescu (1996-2000), son representantes de la derecha neoliberal, mientras el socialdemócrata Ion Iliescu (presidente desde 1990 a 1996 y desde 2000 a 2004) es considerado una especie de Gorbachov rumano, principal gestor interno del golpe de estado que acabó con la Rumania Socialista y de la cruel transición hacia el Capitalismo.

domingo, 29 de julio de 2018

El orgullo del proletario (Cristian Sarbu)

Cristian Sârbu nació un 14 de mayo de 1897 en Bueşti, en la provincia de Ialomiţa, en el sur de Rumania, en el seno de una familia de campesinos. A pesar de que había podido comenzar la escuela en su pueblo, pronto marcharía a Bucarest para encontrar un empleo. Allí empezaría a trabajar como zapatero, que será su profesion hasta 1950, cuando se convierte en redactor de la Revista "Viata Romaneasca" (Vida rumana), principal revista literaria de la Rumanía Popular.

Cristian Sarbu, y su dedicatoria a Ludovic Dus en un
ejemplar de su "Tablouri si Cantece din calatoria mea" de 1938
Afortundamente para los obreros de la época, existian en ciudades y pueblos los círculos socialistas, donde los que no disponían de dinero y tiempo para seguir sus estudios oficiales, reservados a una elite, podian formarse y acceder al mundo de la cultura. Durante su servicio militar Sarbu fue destinado a la marina, por lo que tuvo la oportunidad de viajar por el Mar Negro y el Mediterráneo, visitando Turquia y Grecia.

Publicará poemas en diversos diarios y revistas desde 1924, y en 1935 editará su primer libro de poemas, "Pasi spre lumina" (Pasos hacia la luz), después de lo cual pasará a formar parte del grupo poético Adonis, vinculado a los movimientos obreros de la Rumanía interbélica. Tras la proclamación de la Republica Popular Rumana en 1947, se convertirá en redactor de la revista "Vida Rumana", hasta su muerte en 1964.  Hasta el final de la SGM habia desarrollado su actividad politica como militante del Partido Comunista en la clandestinidad.

En sus poemas, además de sus sentimientos, tiene gran importancia su sensibilidad social y política, ademas de describir en sus obras el mundo rural del que proviene, el Baragán (zona inhóspita del sur del país), y los suburbios bucarestinos, por donde él se mueve en la capital.

Nunca fue un poeta muy conocido, aunque frecuentó la compañia de destacados miembros de los circulos literarios de entreguerras, como Ludovico Daus o Tudor Arguezi, que diría de él que "se trata de un verdadero talento".

Como se aprecia en el titulo de esta entrada, fue conocido como "el poeta zapatero" (poet cismar), la que fue la profesión que alternaría con su vida de escritor. En su volumen de poemas "Tablouri si cantece din calatoria mea" (Retratos y cantos de mis viajes), impreso en 1938 por la editorial Adonis, publica uno de sus poemas mas representativos, "El orgullo del proletario", en el que hace un homenaje a la creciente fuerza de la conciencia de clase de los trabajadores que ya en Rusia habían transformado la sociedad, iniciando el camino hacia su emancipación, y que se disponían a hacerlo en todo el mundo.

A continuación, hemos traducido el citado poema, "El orgullo del proletario",  junto con otros dos, "Canto de primavera" y "El signo de los tiempos", que ilustran los nuevos tiempos descritos por Cristian Sarbu, en los que el protagonista es el proletario, y en los cuales "en las fábricas la historia ha ha convertido a cada esclavo en un Prometeo.".

El ORGULLO DEL PROLETARIO

Estoy orgulloso de llamarme proletario.
Estoy orgulloso de vivir del trabajo de mis manos.
Estoy orgulloso de mantener mi frente alta
como la rebeldía de mis antepasados ante la esclavitud.
Estoy orgulloso de formar parte
de lo que llaman muchedumbre,
de los honestos y los descalzos.

Estoy orgulloso de tener esperanza,
codo a codo con los obreros de las fábricas,
en hermandad con el pueblo hacia tiempos mejores.

Estoy orgulloso
de llevar conmigo tesoros de luz.
Estoy orgulloso de no tener más que miradas desdeñosas
hacia los parásitos del pueblo, los que se llaman boyardos,
que no hacen más que vivir
sobre la espalda de los trabajadores.
Estoy orgulloso de sus dolores.

Los míos, los robots,
han alzado ciudades hacia el cielo,
han puesto trenes en movimiento por el continente
han construido barcos,
y estoy orgulloso de su nobleza creadora.

Estoy orgulloso de tener que llevar cada primavera
flores a las tumbas de los indómitos.
Estoy orgulloso de poner en mis poemas
aromas de eternidades y de estrellas.

Estoy orgulloso del destino que me espera,
frente los obstáculos de la historia,
ante el cambio de rumbo que se percibe
Estoy orgulloso de mi fuerza.


CANTO DE PRIMAVERA

!Proletario!
Canto nuestro amor por la luz
¿tu no te levantas?
¿te quedas también hoy cerca de la fábrica?
Es fiesta

Ah, este momento es tan sagrado
Las grullas vuelan por el cielo alegres
despertando  de nuevo a mis penas
porque la noción de la salvación de la oscuridad
no se ha sentado aún en la mesa de mi hogar.

¿Por qué no vienes
con la llegada de la primavera a las llanuras?
Despejado, el cielo nos espera en el horizonte
con gorriones de viento rosado
con nubes sin timón ni mástil
y con su orquesta de alondras.

Por siglos hemos vivido entre lágrimas y barro
Y la vida no seria tan dificil
si pudiéramos echar de nuestro lado
con la luz de la razón al imperio de la noche
y al pensamiento que nos hunde en la humillación

Expulsa de tu interior, hermano, a la noche
a los ensordecedores ruidos de motores
y rompe los límites a tu alrededor, que te atraviese
la blanca sonrisa de los árboles en flor.

Levanta el estandarte de tu pensamiento
para que dios mismo entienda
que en las fábricas la historia ha convertido
a cada esclavo en un Prometeo.
¿Por qué no vienes
con el ritmo de los tiempos a los campos?


EL SIGNO DE LOS TIEMPOS

Fábricas de guerra
preparan en secreto batallas entre los pueblos
Preparan
la lucha entre la luz y la oscuridad.

En las cabezas desiertas ya no quedan recuerdos del paraíso
en los que poder  reposar los ojos cansados.
Mandan los dioses de la guerra.
En la cruz de la conciencia yace Jesús crucificado.
Los caminos hacia los cementerios son cada vez más.
Los pájaros cantan en el cielo, pero, ¿quién los escucha?
La locomotora de la historia grita histérica sobre las vias del tiempo.
Las ideas se quiebran bajo la atroz ventisca.
Mira: se alquila a cualquier hombre atrevido un lugar en el Olimpo,
para toda la eternidad.

¿Quien pude seguir yendo cada semana
por los jardines del alma como si fuera domingo?
Los tanques esperan tensos en las fronteras.
La noche crece de entre las malas hierbas, se acerca la tormenta.
Pronto detrás de las montañas del horizonte saldrá la luna
con el rostro bañado en sangre.
Los chacales gruñen, y el corazón se acogota.

Los poemas y fotografias de esta entrada son del ejemplar número 8 de los 10 publicados por la editorial Adonis del libro "Tablouri si Cantece din calatoria mea", de Cristian Sarbu, enero de 1938.

sábado, 9 de junio de 2018

Rumania y Lituania condenadas por acoger en su territorio centros de torturas de la CIA

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a Lituania y Rumania por haber mantenido en su terrirorio centros ilegales de detención y torturas de la CIA, tras haber examinado las demandas presentadas en 2011 y 2012 por dos exprisioneros del campo de detención instalado en Guantánamo por Estados Unidos.
Imagini pentru centros de detencion ilegales de la cia rumania
Lugar donde se ubicó el Centro de detención y torturas de la CIA en Bucarest

Antes de ser ingresados en Guantánamo, los denunciantes estuvieron detenidos en cárceles secretas de la CIA en Rumania y Lituania entre 2004 y 2006.

"La participación de Lituania en el programa de detenciones secretas de la CIA la condujo a cometer múltiples violaciones de derechos humanos", indicó el tribunal.

Vilnius violó el artículo 3 de la Convención (prohibición de la tortura), del artículo 5 (derecho a la libertad y la seguridad) y 13 (derecho a un recurso efectivo).

"Rumania cometió varias violaciones de derechos humanos al hacerse cómplice del programa de detenciones secretas de la CIA", indica el TEDH en otra sentencia.

Entre esas violaciones figuran la prohibición de la tortura, el derecho a la libertad y seguridad de las personas y al respeto de su vida privada, además del derecho a un recurso efectivo.

Los exprisioneros querellantes son Abd al Rahim al Nachiri (contra Rumania) y Abu Zubaida (contra Lituania). Evidentemente, fuero muchos más los secuestrados por Estados Unidos que pasaron por estas cárceles secretas.

El TEDH ha condenado además a Vilnius y Bucarest a pagar a cada uno de los dos querellantes 100.000 euros, a título con indemnización moral

sábado, 2 de junio de 2018

Más de seis millones de rumanos espíados por los Servicios de Inteligencia de la Rumania capitalista en los últimos diez años

Más de seis millones de rumanos han sido espiados entre 2005 y 2016 por los Servicios Rumanos de Inteligencia (SRI), la policía política de la Rumania capitalista, según declaró el pasado jueves el presidente de la Comisión Parlamentaria de las Actividades del SRI, Claudiu Manda.

Imagini pentru sri romania
El diputado citó las cifras del informe de la Comisión, que demostró que bajo el régimen capitalista las escuchas ilegales de ciudadano y la vigilancia de la vida personal de muchos de ellos está al orden del día. 

Por supuesto, los medios de comunicación han hecho un eco mínimo de la noticia, pues prefieren seguir cacareando que los que espiaban eran los comunistas, la Securitatea rumana, aunque las cifras y los medios de entonces sean, en comparación con la situación actual (si sumamos al espionaje de los servicios de inteligencia rumanos, los de las redes sociales u otros métodos de espionaje de los gobiernos y sus agencias. 

El diario británico The Guardian y el estadounidense The Washington Post informaron hace unos años de que la NSA tomaba registros diarios de llamadas telefónicas de millones de usuarios de la operadora de telefonía Verizon, en virtud de una orden judicial secreta. 

Imagini pentru el capitalismo gran hermanoThe Guardian explicaba que había tenido acceso a una copia de esa disposición judicial, emitida en abril, y en la que se exigía a la compañía telefónica que facilitase a la NSA, "de manera continua" y "a diario", información de todas las llamadas de teléfono, tanto internas como entre EE UU y otros países. 

El documento mostraba que bajo la Administración de Barack Obama se habían efectuado registros de comunicaciones de millones de ciudadanos estadounidenses de manera indiscriminada y sin tener en cuenta si los autores de las llamadas han cometido algún delito.

No obstante, Snowden ya describió que "Facebook es una compañía de vigilancia rebautizada como red social" , algo que recientemente ha saltado a la luz con el escándalo de Cambridge Analytica, que había recolectado datos de 50 millones de usuarios de la famosa plataforma del "me gusta".
Sin embargo, para los medios de propaganda del capitalismo nada de todo esto importa: los espías eran los comunistas y el tirano, Ceausescu.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Más de cien mil moldavos celebran el Día de la victoria contra el fascismo en Chisinau


Más de cien mil personas han celebrado en la capital de la antigua República Socialista de Moldavia, Chisinau, el Día de la Victoria contra el Fascismo, participando en la marcha del Regimiento Inmortal, formado por los veteranos que llegaron hasta Berlín derrotando a la bestia nazi y sus aliados.

Los participantes se dirigieron desde el centro de la ciudad hasta Memorial "Eternidad", construido en honor de la Victoria del Ejército Rojo frente a los invasores nazis, liberando al mundo de la peste nazifascista.

La mayoría portaba retratos de los héroes de la Gran Guerra Patria y de la liberación de Europa, familiares o amigos, al igual que réplicas de la bandera comunista de la victoria o lazos de San Jorge.

Una muestra emotiva de cómo los moldavos no olvidan todo lo que debe la humanidad entera a la Unión Soviética, a los trabajadores de sus repúblicas y a la clase proletaria de todo el mundo, en la victoria contra el fascismo durante la Segunda Guerra Mundial.

En la conmemoración del Día de la Victoria contra el Fascismo ha participado también el presidente de República Moldova, Igor Dodon.

!Honor y gloria al Ejército Rojo de obreros y campesinos! !Viva la Unión Soviética, patria de los trabajadores! !Socialismo o barbarie!

A continuación, algunas fotos tomadas de Sputnik Moldova:






















miércoles, 2 de mayo de 2018

Los comunistas rumanos celebran el 1 de mayo en Bucarest

Los comunistas rumanos se han manifestado hoy frente al antiguo Mausoleo construido en 1963 en honor de los Héroes de la Lucha para la Libertad, la Patria y el Socialismo en Rumania. El Mausoleo tiene 48 metros de altura y está formado por una base circular cubierta con granito negro sobre los que se elevan cinco arcadas de granito rojo. La base alberga en su interior una rotonda circular donde se encontraban las criptas de tres importantes representantes del comunismo rumano: el doctor Petru Groza (primer presidente del gobierno tras 1945, C.I. Parhon, primer presidente de la Republica Popular de Rumania, y Gheorghiu-Dej (el segundo).

En el semicirculo de alrededor del monumento se encuentra la cripta con los restos de muchos militantes para la causa de los trabajadores, del Socialismo, entre los cuales se pueden mencionar a Ştefan Gheorghiu, Ion C. Frimu, Leontin Sălăjan, Alexandru Moghioroş, Lucreţiu Pătrăşcanu, Grigore Preoteasa, Ilie Pintilie, Constantin Dobrogeanu-Gherea, Gheorghe Vasilescu-Vasia, Constantin David, Ada Marinescu, Panait Muşoiu, Barbu Lăzăreanu, Simion Stoilov y Mihail Macavei, entre otros.

Imagini pentru 1 mai comunisti parcul carol
Hasta 1991 en la terraza superior del monumento, en una ánfora de granito, ardía una llama permanente que simbolizaba el recuerdo de los que habían servido a la causa de la clase trabajadora. En aquel año, tras el golpe de estado capitalista, el mausoleo fue vaciado, fueron exhumados los restos de los comunistas allí enterrados y mudados a otros cementerios.

Se trata pues de un lugar ideal para celebrar el día de la lucha de los trabajadores por su emancipación, el Primero de Mayo, y así lo han hecho los comunistas rumanos de Bucarest, encabezados por militantes conocidos como Petre Ignatencu, Gheorghita Zbaganu o el dirigente de las juventudes comunistas y músico, David Marin.

A continuación, mostramos algunas fotos de la concentración de los comunistas en el antiguo Parque de la Libertad de la capital rumana, denominado después de 1991 "Parque Carol I":




 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...